Hábitos saludables para comer en restaurante

Seguir la buena alimentación en un restaurante nunca había sido tan fácil, sigue estos consejos.

Compartir

Comer fuera de casa es cosa de todos los días, pero no te preocupes porque también puedes comer saludablemente, recuerda que cuando vas a un establecimiento, tu eliges y eres dueñ@ de tus gustos. Esta guía te dará algunos consejos para que comer fuera no sea un martirio:

Selecciona cuidadosamente el restaurante: Elije alguno que tenga un menú con opciones de ensaladas, sopas, pescados, etc. Que no solo sean hamburguesas y papas, por ejemplo.

Mantén el hambre bajo control: No llegues al restaurante en ayuno, procura comer alguna colación antes para evitar llegar con mucho apetito, lo que hará que comas en exceso.

Snacks saludables

Revisa las preparaciones: Lee cuidadosamente las opciones y pregunta si tienes dudas, no confíes mucho en los platillos “dietéticos”, muchas veces tienen más calorías de las que imaginas.

Habla tanto como puedas: Pide porciones más pequeñas o medias raciones, sustituye los complementos por ensaladas o verduras al vapor en lugar de papas fritas, pide leche descremada o light como sustituto a la leche entera. Puedes hacerle modificaciones a la forma en que preparan los alimentos, al horno o asado en lugar de frito, pollo sin piel y verduras sin mantequilla. Pida que traigan el aderezo de la ensalada por separado (esto ayuda a moderar el aporte de grasa a la ensalada).

Si asistes a un buffet: Haz un plan antes de servirte, primero recorre visualmente y revisa todo lo que incluye, después decide lo que quiere y solo toma eso. Sírvete una sola vez la cantidad que vayas a comer, digamos que una cucharada sopera de cada cosa que quieras probar y eso si, las verduras siempre ayudarán a dar volumen.

Porciones pequeñas: Come lentamente y solo hasta que estés satisfech@, en ese momento pide al mesero que retire tu plato para evitar que sigas comiendo o pide para llevar, así no desperdicias, también puedes compartir con algún compañero el platillo principal. Es más fácil controlar las porciones en casa, pero también es posible en restaurantes.

¿Integral o alto en fibra?

Cuidado con el alcohol: La lista de vinos puede ser tentadora, si decides echar una copa, tómala a cuenta de una porción de cereal y réstala a tu platillo; además, recuerda que el alcohol aporta calorías pero no nutre, así que todas esas calorías solo se almacenan en forma de grasa, ¡ojo!

Rutina para quemar más calorías

Equilibra y se moderad@: Si ya no está en tus manos controlar la preparación o el servicio, cambia tus alimentos el resto del día; es decir en las otras comidas prefiere alimentos bajos en grasa, o la mejor recomendación es gastar todas esas calorías de más con una buena rutina de ejercicio.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (9 votes, average: 4.56 out of 5)
Loading...
Compartir
Nutrióloga Clínica y del Deporte. Desarrollo de programas de seguimiento nutricional, pláticas y talleres para pacientes. Imparte clases de Nutrición Deportiva en la licenciatura de Nutrición.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta