¿Qué son las parafilias y cómo actuar ante ellas?

Este tipo de personas lo único que buscan es tu sorpresa, tu enojo y tu repudio

Compartir

Las parafilias se encuentran dentro de las llamadas desviaciones sexuales. El término se refiere a un elenco de fantasías sexuales atípicas, muy potentes y concretas relacionadas con un elevado nivel de excitación sexual. Ojo, no las confundas con las fantasías sexuales, ya que las parafilias se caracterizan por un patrón sexual normalmente repetitivo e impositivo, capaz de crear una sensación de angustia a quién lo padece, además de la posibilidad de llegar a afectar a personas totalmente ajenas a éstas.

Quienes padecen una parafilia son personas cuyo proceso de socialización estuvo afectado con respecto a la respuesta sexual, al desarrollo de la expresión de su sexualidad y a la búsqueda de satisfacción de su sexualidad.

Las parafilias más comunes

Exhibicionismo: Hace referencia a la necesidad de mostrar a otra persona sus genitales, cuyo objetivo es la atención de un público que no espera ese acto. Por lo general, el individuo exhibicionista no pretende tener un encuentro sexual con la persona sorprendida. Puede terminar en masturbación.

Froteurismo: Es muy común donde hay muchas personas, por ejemplo, en el metro, en el camión, en las colas para entrar a cines, etc. La persona busca frotar sus genitales u otra parte de su cuerpo con el de la otra persona para sentirse estimulado.

Matrimonio infantil en el mundo

Voyeurismo: Consiste en obtener excitación sexual mientras se observa a alguien que se está desvistiendo, que está desnudo o en plena actividad sexual. Consiste en responder a los impulsos y fantasías voyeuristas pasando hasta horas y dejando de lado muchas de sus actividades con tal de seguir espiando.

Escatología telefónica o en redes sociales: Se manifiesta con llamadas telefónicas que buscan una conversación erótica y grosera o enviando fotografías de sus genitales. Así como de mandar videos masturbándose o teniendo relaciones para obtener satisfacción sexual.

Otras parafilias son:

Pedofilia: personas que buscan estímulo sexual con niños

Zoofilia: sexo con animales

Erontofilia: relaciones sexuales con personas adultas mayores

Necrofilia: sexo con personas fallecidas.

Ojo: Este tipo de personas lo único que buscan es tu sorpresa, enojo o repudio, para ellos esta es su fuente de excitación. No son violadores ya que operan de manera solitaria, y lo primero que hacen es mostrar sus geniales. (Los violadores son agresivos y violentos).

Ante la presencia de cualquiera de estas personas hay que tener una conducta serena, que nos haga partir de una actuación fuerte, empoderada, segura, para poder neutralizarlas.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 4.75 out of 5)
Loading...
Compartir
Neuropsicólogo, psicoterapeuta familiar y de parejas, con la especialidad en niños y adolescentes. Y creador de la corriente psicológica “Reestructuralismo Sistémico”. institutopsiqueac@hotmail.com

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta