Tips de belleza rarísimos ¡pero que sí sirven!

Hay soluciones que por más extrañas que parezcan pueden salvarte el día, literal. Aquí te dejamos unos cuantos

Compartir

Bolsas de té para las uñas rotas

La próxima vez que se te rompa una uña, no tienes que recurrir ni al Kola Loka ni a la tijera. La solución: ¡una bolsa de té! Parece no tener ninguna relación, pero es una de las maneras más fáciles de repararla. Recorta un pedazo de bolsa de té y pégala sobre el área. Aplica una capa de top coat y en cuanto se seque tu esmalte de uñas… ¡listo! El material de la bolsa de té es muy fino y casi transparente, por lo que no se notará.

Efecto pestaña postizas

¿Quieres unas pestañas con mucho volumen? No tienes que usar postizas, mucho menos si odias el look muñeca. La técnica es fácil y requiere de máscara y talco. Aplica una capa de máscara y después una capa de talco. Repite el proceso las veces que necesites hasta lograr el volumen deseado.

Cremas de hemorroides para tus ojos de alcancía

Este es un tip que se conoce desde la década de los ochenta, pero probablemente no lo habías escuchado porque es un secreto de las modelos. Sí, la crema para hemorroides tiene el poder de reducir la inflamación del área y además contrae la piel. Aplica un poco sobre las bolsas sin acercarte demasiado al ojo. Déjala actuar por diez minutos y verás cómo las bolsas se desinflan. Puedes mezclarla con tu crema hidratante. Ahora, este es un remedio para emergencias, no lo hagas todos los días porque te puede resecar.

Deshazte del frizz con una sábana

Ya estás peinada y lista para salir, pero sigues teniendo esos pelitos rebeldes que no se aplacan. Bueno, se acabó la técnica del casco de spray. Resulta que es posible deshacerse del frizz poniendo una sábana recién salida de la secadora en la cabeza. El efecto es instantáneo

porque acaba con la estática y, además, hace que tu pelo huela delicioso sin tener que recurrir al spray.

Desinflama tu cara y tus ojos enfriando la boca

Si amaneciste con ojos hinchados y cara abotargada, lo único que necesitas es un hielo. Colócalo en tu lengua y oprímelo contra tu paladar. Aguanta lo más que puedas y repite la acción. El frío en el paladar baja las bolsas y ojeras en pocos segundos.

Uñas limpias con pasta

Si nunca te puedes dejar las uñas al natural porque las tienes amarillas por tanto esmalte, puedes usar pasta de dientes blanqueadora. Coloca la pasta en un cepillo y comienza a cepillar tus uñas. Hazlo por arriba y por abajo por lo menos tres minutos y después enjuaga. Repítelo todos los días y las uñas se irán desmanchando progresivamente

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (10 votes, average: 4.60 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta