Lookcionario: así puedes vestirte bien con lo que tienes en tu clóset

Si crees que para vestirte bien necesitas un clóset gigante, estás muy equivocada

Compartir

La solución a tus problemas matutinos de vestuario está en tu armario, lo único que hace falta es editar. Lo primero que tienes que hacer es un inventario y eliminar lo que de plano no uses, lo que sigue es seleccionar las prendas de tu cápsula y listo. Si no estás preparada para deshacerte de todo lo demás, guárdalo en una maleta y haz una prueba de uno o dos meses. Ready?

¿Cómo escojo?

  1. AMO: es lo que usas casi diario y te queda pefecto
  2. TAL VEZ: no estás seguro pero no lo quieres tirar
  3. REGALAR: no te queda o nunca lo usaste pero está en buen estado
  4. BASURA: ya no sirve ni de trapo, es más, ni tu perro lo querría

Ahora sí, la cápsula

Aquí no te vamos a decir qué tienes que comprar, ni siquiera cuántas prendas necesitas. Cada persona tiene un cuerpo y estilo de vida distinto, y por eso el guardarropa es diferente. El estilo y tamaño va a depender de esto, aunque la teoría dice que deberías limitarte a máximo 30 prendas, la única regla es que todas combinen entre sí. Para nuestra cápsula ejemplo escogimos estas 16:

1 saco, 1 playera, 1 suéter, 3 pares de zapatos, 2 pantalones, 1 vestido, 3 blusas, unos jeans, 1 chamarra, 1 falda pencil, 1 falda midi.

Puedes usar todo esto como base y cambiar, quitar o agregar cosas de acuerdo a tu cuerpo, ocupación, gustos, etc. Si odias los tenis y amas los tacones, escoge tres pares de tacones. Si tu vida es súper casual, olvídate de los pantalones y quédate con tres jeans. Esto tiene que estar hecho a la medida para ti. Por supuesto, no incluimos ropa interior, fajas, pijamas, trajes de baño ni ropa para hacer ejercicio. Tampoco cuenta el vestido de tu boda ni accesorios como bufandas o sombreros.

¿Por qué te conviene?

  • Primero, ¿qué es? Un mini guardarropa de cosas súper versátiles que AMAS ponerte
  • Ahorras tiempo y energía… te vas a tardar cinco minutos en escoger tu outfit cada mañana y vas a tener tiempo para meditar, desayunar y llegar temprano a la oficina.
  • Y mucho dinero. Cuando tienes en tu clóset todo lo que necesitas y te gusta, no sientes el imán de las tiendas como antes. Vas a dejar de gastar tonterías, cosas muy de moda o de mala calidad que se rompen a la primera lavada. Así ahorras para poder comprar ropa de mejor calidad o hasta irte de viaje.
  • Ayudas al mundo. Si cada semana estás comprando cochinadas que te pones una vez y ya no sirven, acaban en la basura, y no es como que el planeta esté para más mugre. Cuando tienes cosas de mejor calidad las cuidas más y las conservas durante mucho más tiempo, rompiendo el ciclo.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 4.17 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Jefa editorial print. Edito, escribo, traduzco y compro.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta