#Lookcionario: aprende a llevar un blazer como experta

Agrégale un blazer a cualquier outfit y pasa de normalito a espectacular en 0.3 segundos. Aquí te decimos cómo sacarle todo el jugo a una de las prendas más versátiles que debes tener en tu clóset

Compartir

Puede ser el protagonista del look o un simple complemento, pero necesitas sí o sí, más de uno. Sigue esta guía para ir armando tu colección. Veras que una vez que empiezas, no vas a poder parar.

Fíjate bien a la hora de comprar un saco clásico, que es el que necesitas para empezar tu colección. No necesitas hacértelo a la medida con un sastre, lo importante es que estos detalles no fallen:

1. Las solapas: deben cruzarse justo en el centro del pecho, o sea que si está cerrado, se tienen que ver simétricas.

2. Las mangas: es importante que te lleguen a la mitad del pulgar al estirar los brazos hacia abajo y que si los cruzas, no parezca que se van a desprender.

3. Las pinzas: un saco tradicional tiene cierta estructura y son las pinzas las que se la dan, van de abajito del pecho a la altura de la cadera.

4. El forro: después de probártelo checa que no esté desgarrado, por ser de una tela suave muchas veces las costuras no aguantan.

5. Los botones: ¿amas el saco pero los botones son de plástico? para hacer que se vea mucho más elegante, cámbiaselos por unos de metal.

6. Los bolsillos: checa que no sean voluminosos y que las costuras estén derechas, o mejor, que sean falsos.

7. Las hombreras: aunque creas que son de los 80, le dan la estructura al torso.

También te recomendamos…

  • Nada ayuda más a que tus jeans se vean más formales que un saco oversize en colores oscuros. Úsalo con una t-shirt abajo los fines de semana y con pantalón de vestir para ir a la oficina.
  • El largo ideal es abajo de las pompas. Ayuda a esconder lo que quieras esconder y viste más.
  • Un saco de tweed estilo Chanel es un clásico que todo clóset necesita.
  • Y para un look más relajado pero que te veas bien vestida, piensa en los sacos que usaba tu maestro de filosofía de la prepa y cómpratelo ya.
  • Para un evento formal o de noche olvídate del chalequito y pone un saco con texturas interesantes como lentejuelas, terciopelo o con detalles como las mangas abiertas. Otro tip es ponértelo solo sobre los hombros como le encanta a la Jefa.
  • Los sacos de colores fuertes llegaron para quedarse. Úsalos con los pantalones como traje, combínalos con colores neutros o hasta con colores contrastantes.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (12 votes, average: 4.33 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Jefa editorial print. Edito, escribo, traduzco y compro.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta