#Lookcionario: 10 trucos para verte impecable

Juntamos los mejores consejos de la Jefa para esos días en los que no sabes qué comprarte o ponerte

Compartir

Todos quisiéramos tener una Martha Debayle guardada en la lámpara mágica para que apareciera cada vez que no sepamos qué comprarnos o ponernos. Pero como no siempre se puede, juntamos sus mejores consejos:

1. La camisa blanca es tu mejor amiga
Por algo es un clásico, se ve perfecta con jeans o con una falda llena de brillo y color. Si encuentras una que te fascine y te queda perfecta, compra dos o tres, para cuando se te gaste la primera.

2. Enseña… estratégicamente
Parece consejo de abuelita, pero sigue súper vigente. Si te vas a poner un escotazo, no uses minifalda. Dejar un poco a la imaginación siempre es la mejor idea.

3. El largo (del pantalón) sí importa
No hay nada más feo que un pantalón que se arrastra o uno que parece que se encogió en la lavadora. Lo malo es que vas a tener que escoger si lo usas con tacones o con flats.

4. Jeans flexibles
Hay una fórmula secreta para los jeans perfectos: entre dos y cinco por ciento de licra. Ni más ni menos. ¿Lo demás? Puro algodón. El chiste es que tus pantalones de mezclilla no estén ni tiesos como una tabla ni que se estiren todo el tiempo en todas las direcciones, porque se van a quedar sin forma muy rápido. Si a la hora de comprar unos jeans estás entre dos tallas, compra la más chica, pues casi siempre se acaban aguadando.

5. Checa los forros
Es un excelente indicador de la calidad de una prenda. Si no trae, pues ya sabes a qué te atienes.

6. Cambio de botones
Nada delata más la calidad de tu ropa que unos botones. Si quieres que tus sacos se vean el triple de elegantes, cambia los botones de plástico con los que venían por unos de metal. Te toma cinco minutos y le das un súper upgrade a tu ropa.

7. Como hombre
Adopta tendencias que normalmente se consideran masculinas: un reloj grande o un traje de saco y pantalón se ven increíbles en una mujer. En especial con tacones y lipstick rojo.

8. No apto para flojos
Si te encanta el suetercito con aplicaciones, pero no hay manera de que lo laves a mano, si te fascina la camisa de seda pero odias la tintorería… no son para ti. Antes de comprar algo, fíjate qué cuidados necesita y si estás dispuesto o no a dárselos.

9. Cuando hay duda…
Unos pumps nude son la opción. Literalmente van con todo, mejor que cualquier otro zapato.

10. Abre tu mente
Nada de que “ay, eso no es para mi edad” o “me encanta, pero a mí ese color no me va”. Si te llama la atención, ¡pruébatelo!

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 4.20 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta