La mejor dieta refrescante para el calor

Llega el verano y con él el bochorno intenso. Por eso, te decimos cuál es la mejor dieta refrescante para el calor

Compartir

Con cada estación cambia la temperatura, y este cambio nos pide menús diferentes. El verano es una de las épocas del año más amadas por las personas, puede ser por los recuerdos de las vacaciones o por las largas horas de sol que nos ofrece, pero a veces disfrutar de tanto calor puede resultar algo estresante para nuestros cuerpos. En algunas personas la llegada del verano y su calor trae efectos más drásticos que para otras, realizar las mismas actividades como ejercicio o trabajo, incluso mantenerse concentrados puede volverse mucho más difícil. 

Por suerte, si ponemos atención en donde debemos (y no, no en si el aire acondicionado está conectado) podemos ayudar a nuestro organismo a sentirse mejor y sobrevivir al calor de la estación. Lo ideal es que en verano incluyamos alimentos ligeros y frescos para que nuestras comidas sean más hidratantes y refrescantes, y así poder ayudar a que nuestro cuerpo sea más eficiente, regule mejor su temperatura y sea más resistente al cambio de temperatura. Te compartimos los alimentos que sí o sí deben formar parte de tu dieta este verano. 

  1. Tomar mucha agua: Durante todo el año es importante mantenernos correctamente hidratados, pero durante verano es vital. Cuando estamos un rato al sol nuestro cuerpo automáticamente nos pide una bebida fría, y creemos que estas nos ayudan. Pero tienen el efecto contrario, ya que permanecen más tiempo en el estómago, y el estímulo del frío hace que cambie el ritmo del estómago y que su contenido llegue al intestino delgado más lentamente. Por el contrario, las bebidas calientes dilatan los vasos sanguíneos del estómago y los intestinos, absorbiendo más rápidamente. Así que ya sabes, agüita al tiempo, y mucha. 
  2. Alimentos ricos en agua: Los alimentos con un alto contenido de agua son esenciales durante el verano, proporcionan al cuerpo una gran cantidad de líquido, son ligeros para el estómago y se digieren más fácilmente. Incluye ensaladas y las frutas, y muchas verduras. Las sandías, los melones, los pepinos o los melocotones, por ejemplo, aportan un contenido de agua elevado. Por otra parte, de acuerdo con la nutrición ayurvédica (medicina tradicional de la India), los productos lácteos como el yogur tienen un efecto refrescante ideal para el verano.
  3. Ayuno intermitente: Durante los últimos años el ayuno intermitente ha cobrado una gran popularidad, y los meses de verano es un gran momento de probarlo. Al hacerlo no forzarás al cuerpo durante las noches calurosas. Te recomendamos comer en horas más frescas, como puede ser tener un buen desayuno, un snack a media mañana y algo más temprano por la tarde, después de eso nada más. ¡Es el plan perfecto para un verano ligero!

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Compartir
mm
Equipo moi.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta