Imperdibles para un verano en Canadá

Te contamos lo que puedes hacer en este país para que te animes de una vez por todas a conocerlo

Compartir

La mayoría de las personas piensa en nieve, skis y maple cuando escuchan Canadá, pero la verdad es que es un muy buen destino para visitar en verano; la temperatura es perfecta para pasear por este país, conocer su historia, cultura, comida y todo lo que pueden encontrase aquí:

Tip: Hay varios vuelos directos CDMX-Montreal, de seis horas. Les recomendamos descargar la app de Air Canadá, para hacer check in más fácil, además, durante el vuelo les da acceso gratis a películas, series y programas de televisión desde su teléfono o tablet.

1. Montreal: Nuestra ciudad Favorita de Canadá, porque tiene de todo para todos, está llena de historia, modernidad y cultura. ¿Qué hacer? Puedes visitar alguno de sus más de 50 museos, asistir a uno de los 100 festivales culturales que realizan cada año y comer delicioso. Es la ciudad con más restaurantes por habitante en Norteamérica, después de New York.

 

¿Dónde comer? El spot perfecto para disfrutar el verano son las terrazas de Montreal para disfrutar la comida, las vistas y el clima.

Les recomendamos Terrasse William Gray, ahí van a encontrar el mejor plato de ostras que han comido y una vista espectacular del centro de la ciudad o el Foodlab, un verdadero laboratorio que fusiona lo mejor de lo urbano y lo rural, el resultado es una locura para el paladar.

Los restaurantes de alta cocina también son espectaculares en Montreal, imperdibles el Leméac, donde les recomendamos el filete mignon y el té de tequila. Otra opción imperdible es el Caffè Un Po’ di Più, de estilo italiano. Tip: Los bagels de Montreal tiene fama mundial, no se pueden ir sin comer uno en St viateur bagel shop.

 

Imperdibles en Montreal: “Aura” es un espectáculo de luces y sonido, digno de un festival de música, con la variante de que todo sucede dentro de la Basílica de Notre Dame. También visiten La Grande Roue, una rueda con vista panorámica 360 grados.

 

  1. Tremblant resort: Si pensaban que los resorts para esquiar eran solo para el invierno, aquí pueden pasar el mejor verano, en la provincia de Laurentides.

 

El pueblo: Es como caminar en una villa suiza en medio de las montañas, donde puedes encontrar tiendas locales de comida, ropa, té o maple, pasar el día en el lago Tremblant, comer en uno de los restaurantes, pasar la tarde en un bar y cerrar la noche disfrutando de uno de los mejores festivales de jazz.

 

¿Dónde comer? La Diable microbrewery, un pub local con la mejor cervecería artesanal, donde les recomendamos pedir la hamburguesa de carne de búfalo o la de cordero con queso de cabra y claro, un buen plato de “putin”, el plato típico de Canadá, mezcla de papás, queso y gravy. ¡Todo en porciones extra extra grandes!

Para la cena nada mejor que el Choux Gras, un restaurante en el hotel Fairmont en lo alto de la montaña, la decoración, el servicio, la comida y sobre todo la vista del atardecer mientras disfrutan de un buen vino con una tabla de quesos es imperdible.

¿Qué hacer?: Paseo en góndola, suban hasta el punto más alto de la montaña y disfruten de una gran vista panorámica del lago, el pueblo y toda la naturaleza de Tremblant.

Tonga Luimina: Paseo nocturno en el bosque, recorran este camino montaña abajo y disfruten de un espectáculo de luces interactivo en medio de la naturaleza.

 

3. Outaouais: Una provincia de Quebec, al norte del río Ottawa con los paisajes más esplendorosos que pueden ver en Canadá.

 

Fauna: Definitivamente lo más característico de Canadá son los animales, pero no todos tienen la suerte de verlos en su viaje a este país, no se agobien, Parc Omega es un safari donde pueden ver de cerca venados, osos, ciervos, búfalos, zorros y hasta lobos, todo en su ambiente natural.

Tip: Si son fans de la naturaleza, no se pueden perder el Mackenzie–King state en el parque Gatineau, los jardines estilo francés e inglés son un verdadero espectáculo, además de cabañas originales de 1900 y encontrar ruinas traídas de todo el mundo en medio de la naturaleza.

 

Imperdibles: Para tomar un descanso y relajarse como rey, nuestra recomendación es el Nordik – Spa Nature, este tipo de spa va de entrar en agua sumamente caliente para pasar al agua helada, esto hace que el cuerpo entre en shock y libere endorfinas para después descansar y dormir como bebé en medio de hamacas en el bosque, chimeneas al aire libre o un camastro.

Fairmont Le Château Montebello: Sin duda uno de nuestro lugares favoritos de Canadá y el mundo, se trata de la cabaña de troncos más grande del mundo, que en realidad es un resort de lujo con más de 26,000 hectáreas de bosque a orillas del río Ottawa. Un vestíbulo con una chimenea gigante 360 da el recibimiento a este hotel que combina historia, lujo, comodidad e historia, en sus primeros años era un lugar exclusivo para los famosos y la realeza.

  1. Canadian Museum of History: No se pueden ir de Canadá sin conocer este museo, el más visitado del país, donde pueden ver Tótems de tamaño real, ornamentas, canoas y máscaras de los nativos, además de conocer su historia. El edificio es una verdadera obra de arte.

 

Happy spot: No necesitan visa para visitar este país

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Compartir
mm
Comunicólogo, pachuqueño, reservado. Editor adjunto de marthadebayle.com

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta