Ideas para en serio echarle la mano al planeta

Vivimos en pánico con lo que le está pasando a nuestro planeta, pero ¿qué tal a la hora de pedir tu gomichela en vasote de unicel con popote y cuchara de plástico?


Compartir

O tal vez sí estamos haciendo esfuerzos, como llevar nuestras bolsas de tela al súper, pero no nos engañemos que con eso contribuimos en grande. Aquí varias ideas para que de verdad hagas una diferencia.

 

1. DI NO AL DESECHABLE
Cada minuto se compran 1 millón de botellas de plástico en el mundo y de todo ese PET menos del 10% se recicla. Así que lleva tu termo de agua, de café, tupper para tu comida (cuando pidas para llevar) y hasta tu vaso para el esquite. Si vas a empezar con que “ay, no quiero estar cargando”, busca los vasos y contenedores plegables de silicón. No pesan nada y se doblan chiquititos para la bolsa. Ojo: tampoco sirve de nada si cada tercer día compras un termo, una
 bolsa de tela
del súper o un
 tupper nuevo.
 Eso también va
 a ser basura 
eventualmente, 
así que CUIDA
TUS COSAS.

 2. A GRANEL

Además del tianguis (adonde debes llevar tus botes y bolsas también), ya hay miles de tiendas, como Botánica Granel en la Condesa (@botanicagranel) o Estado Natural (@estadonaturalmx) en Polanco, Del Valle, San Jerónimo y la Roma, que se están especializando en la venta de productos a granel. Sin empaques, sin etiquetas y en tus propios recipientes. Prácticamente toda tu despensa se puede conseguir ahí. Acuérdate de no tirar frascos de mayonesa, mermelada, aceitunas, aceite de oliva, aderezos, etc., porque son ideales para conservar frescas las cosas en tu alacena.

3. RECHINANDO
 DE LIMPIO
Si los aztecas hubieran 
limpiado con los detergentes que usamos ahorita, los envases de esos
jabones seguirían en el
 planeta. Detergentes,
 shampoo, limpia vidrios,
lavaplatos… todo ese 
plástico se queda siglos
 en el mundo. Hay lugares adonde los puedes llevar y los reciclan para hacer cubetas; busca uno cerca de ti en ecolana.com.mx. Si de verdad quieres quitarlos de tu vida, compra en envases de vidrio, cámbiate a shampoo sólido, como el de Lush que es buenísimo, o ve a comprarlos a granel. ¡Sí los venden! Prueba en Green Republic (@greenrepublicmx) o en ceroplastico.com.

4. PONTE
 LA BATA DE LABORATORIO
Además, hay mil productos de limpieza con químicos súper dañinos que se pueden sustituir con mezclas naturales. Ejemplo, combina vinagre, cáscaras de cítricos y bicarbonato y tienes un limpiador multiusos que desinfecta al 100. ¡Te sirve hasta para lavar la ropa! Échate un clavado a YouTube para que descubras todo lo que puedes hacer con ingredientes de tu cocina o que compras a granel. ¡Hasta cera para depilarte!

5. BAÑO VERDE

Nuestra rutina de limpieza también repercute durísimo en el ambiente. Una mujer utiliza más de 15 mil toallas y tampones en su vida. No te decimos que los dejes de usar por completo, pero hay alternativas que no generan ni un solo gramo de basura. Prueba la copa menstrual, dura hasta 10 horas puesta y puedes dormir con ella. La encuentras en la Farmacia San Pablo. Y esos algondoncitos con los que te quitas el maquillaje son CERO biodegradables, están repletos de pesticidas que acaban ensuciando el planeta después de que los usas 2 minutos. Cámbiate a pads lavables, que puedes comprar en centralcero.com o Amazon. Ni hablar de tu zacate de plástico, tus cotonetes y cepillo de dientes; de todos hay alternativas naturales.

6. A PEDALEAR
Los coches son los culpables del 70% de la contaminación atmosférica (al menos en la CDMX), y parece que una vez que empezamos a manejar nos volvemos adictos a ellos. Busca más opciones, ya hay miles: Uber pool, ecobici, transporte público, motonetas eléctricas, scooters. Empieza por irte al trabajo una vez a la semana sin coche o pide ride a tu vecino.

7. BÁJALE
A LA CARNE

Ya hablamos de lo 
importante que es
bajarle a la carne, 
tanto para tu salud
como para el planeta en el #FoodFighterChallenge.
 Las vacas y su excremento generan una cantidad de CO2 (hasta más alta que los coches) que es malísima para el ambiente. Es de lo que más contamina en el mundo, y con la demanda de carne al alza esto solo va a empeorar. No estamos diciendo que te vuelvas vegano mañana, pero si comes carne, bájale tantito. Con que los carnívoros dejemos de consumirla una vez a la semana ayuda. Por enésima vez, únete al #MeatlessMonday.

8. ¡HASTA EL PERRO!
Dos millones de bolsas de plástico se utilizan todos los días en el mundo. No le sumes a esto las bolsas para la popó de tu perro. Una opción es que lleves contigo una palita de jardinería y cada que haga de las suyas la entierres en jardineras. Eventualmente se incorpora a la tierra y si está enterrada, nadie la pisa. O hay alternativas de fécula de maíz que puedes encontrar en Amazon, como las Happy Doggy.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 3.00 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta