El lado oscuro de la Reina Isabel II

Conoce los secretos que desvelan el lado oscuro de la Reina Isabel II

Compartir

Empecemos aclarando que la Reina Isabel II fue una de las personalidades que, debido a su poder, presencia y popularidad, inspiró muchas teorías conspirativas. De la reina se dijo que era parte de los iluminati, que su energía se debía al consumo de cosas rarísimas y mucho más, por eso te platicamos todo sobre el lado Oscuro de la Reina Isabel II.

Nervios de acero

Demostró sus nervios de acero, durante cuando un joven de diecisiete años, Marcus Sarjeant, le disparó varias veces durante la ceremonia del Desfile de la Bandera. El incidente duró segundos, pero causó conmoción entre la multitud que presenció todo; el caballo de Isabel II se espantó, pero la reina lo calmó pronto y todo continuó como si nada hubiera pasado.

Callaba sus opiniones políticas

Estaba obligada constitucionalmente a guardarse para ella sus opiniones políticas. Asesoraba al primer ministro, pero no se registraba nada en cámara, ni se tomaban notas. Así que no existe ningún registro de lo que platicaba con el primer ministro.

¿Violaba la ley?

Estaba eximida de algunas leyes, por ejemplo, no necesitaba tener un permiso de conducción para manejar un coche, y en su juventud tenía una reputación temible por su forma de conducir.

Tenía a alguien que se probaba sus zapatos

Evidentemente la reina tenía muy poco tiempo para sí misma y no podía probarse sus propios zapatos, así que su modista, Angela Kelly era la persona que se encargaba de esta labor.

El abrazo que fue un “instinto natural”

Los informes de que la reina “abandonó” el protocolo real cuando devolvió el abrazo de la ex primera dama de EE.UU. Michelle Obama, en 2009, están lejos de la realidad, señala su modista Angela Kelly.

“En realidad, fue un instinto natural para la reina mostrar afecto y respeto por otra gran mujer, y realmente no hay un protocolo que deba cumplirse”, escribió Kelly en su libro: The Other Side of the Coin: The Queen, the Dresser and the Wardrobe.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...
Compartir
Soy comunicóloga, amo escribir, leer, bailar, viajar, el café y el teatro.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta