¿Cómo afecta a tu signo la temporada de Escorpión?

Hoy miércoles 23 de octubre arrancamos la temporada Escorpión, la cual incluirá de todo un poco: intriga, suspenso, enredos, emociones desatadas, pasión y mucha, mucha intensidad

Compartir

Con la entrada del Sol al signo de Escorpión –donde, por cierto, se está uniendo a Mercurio y Venus, que llevan ahí algunas semanitas– se inaugura oficialmente la temporada Escorpión. ¿Qué significa?

 

Bueno, pues resulta que este signo es muy emocional, pero también tiende a la fijeza, o sea que representa esos estados de ánimo intensos, estancados, en los que de repente caemos porque estamos lidiando con un proceso específico, como un duelo o una decepción sentimental por ejemplo. En esos casos en los que tenemos que procesar una emoción determinada (o un nudo de emociones), es muy sano quedarnos como en pausa, porque solo en esa quietud se puede digerir… es como cuando terminábamos de comer y los papás nos decían: “¡te quedas en paz, no te metas a la alberca o te acalambras!”. Justo para este tipo de actividades de digestión emocional es ideal el periodo Escorpión, un signo que representa aguas que transforman y procesan, como las de una pócima, un jugo gástrico o un bálsamo.

 

Se oye espesito –y lo es–, pero esta energía también augura el potencial de una transmutación, o sea, la prodigiosa capacidad de hacer un cambio irreversible en nosotros, para expresar nuestro poder con mayor esplendor. Si uno vive las crisis con lucidez, entregándose al proceso y también aceptando ayuda profesional y de nuestros seres queridos, sale MEGA fortalecido.

 

Para transformarnos, la vida se vale de artimañas varias como generarnos experiencias intensas, que nos ayuden a conectar con lo que realmente sentimos, para desahogarlo, procesarlo y salir empoderados.

 

El Sol, junto con Mercurio y Venus de aliados en esta travesía, augura movimientos en el área romántica, para que nuestras relaciones sentimentales saquen el cobre, o sea: se auguran pasos de consolidación como por ejemplo parejitas que se estaban haciendo guajes y que por fin deciden irse a vivir juntas o casarse, o bien, parejas tronando porque se dan cuenta de que realmente no les une nada sustancioso.

 

Y por si le faltara emoción a la mezcla energética que viene, resulta que el jueves 31 Mercurio –el planeta de la comunicación, los trámites y procesos– comienza su movimiento retrógrado (o sea, cuatrapeado) justo en Escorpión… Pero ese chisme lo platicamos en un siguiente post.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (17 votes, average: 4.06 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta