Véndete en 30 segundos

Siempre hay que tener un discurso de 30 segundos para describirnos como profesionales. Nunca sabes a quién te vas a encontrar.

Compartir

Toda empresa tiene sus propios mitos internos. Las personas que trabajan ahí no tienen certeza si en realidad sucedieron o no, pero de todos modos se siguen contando. Yo tuve la oportunidad de trabajar en Apple a principios de los años 2000, donde muchas de esas historias tienen que ver con el icónico Steve Jobs. Una de ellas se contaba más o menos así:

Un joven entró en un elevador del Corporativo de Apple en Cupertino, California. Presionó el botón para subir al piso al cual quería ir, y de repente una mano detuvo la puerta. Allí de manera imponente entró al elevador el famoso Steve con su clásica camisa negra con cuello de tortuga, jeans y tenis. Cuando el chico que estaba en el elevador se dio cuenta que estaba a solas con el mismísimo CEO, sólo se le ocurrió decir: “¿Qué tal Sr. Jobs? ¿Cómo está?”. A lo cual no obtuvo respuesta. Intentando llenar ese silencio que le pareció eterno, continuó: “Es un día hermoso, ¿no cree?”

Cuenta la historia que Steve estaba un poco malhumorado ese día y respondió preguntando: “¿Qué has hecho por Apple recientemente?” El chico respondió nerviosamente “Bueno, pues compré un iPod para mi hija hace un par de meses”, al mismo tiempo que la puerta del elevador se abría ya que habían llegado a su destino. El joven avanzó hacia la puerta, sin embargo fue bloqueado por Steve, quien visiblemente molesto le respondió gritando, “¿Eso es todo? ¿Esa es la mejor respuesta que se te ocurrió?” El joven respondió todavía más nervioso, “Sí, creo que sí”. A lo cual Steve respondió, aún con un tono de voz más alto: “En ese caso, ¡estás despedido! Ve a tu escritorio, empaca todas tus pertenecías y lárgate de aquí”.

Debido a esto, una de las primeras recomendaciones que recibí en esa empresa fue que estuviera preparado en caso me encontrará a Steve a solas en un elevador. Desde entonces tengo preparado mi comercial de 30 segundos, el cual he actualizado a lo largo del tiempo y me ha servido varias veces. Tener listo este discurso te sirve en diferentes situaciones, como cuando buscas un trabajo o exploras una nueva oportunidad dentro de una compañía.

Actualmente, soy Vicepresidente Regional para América Latina de Right Management, una empresa de ManpowerGroup donde ayudamos a las personas a reinsertarse en el mundo laboral a través de programas de Transición de Carrera.

En ManpowerGroup reclutamos y contratamos a cientos de miles de personas anualmente y nuestros ejecutivos entrevistan a un gran número de personas. Algo que vemos continuamente es la falta de preparación para las entrevistas de trabajo.

La técnica del comercial de 30 segundos es muy útil para dicha preparación. Éste debe responder claramente y sin titubeos a la pregunta: “¿A qué te dedicas?” o “¿Qué has hecho en tu carrera?”, cubriendo experiencia, fortalezas, logros, lo que más te gusta de tu trabajo y lo que estás buscando.

Experiencia: Es la primera parte y se convierte en la base de tu discurso. Debes incluir los años que llevas trabajando en una industria o sector. Puedes enunciar las empresas en las que has colaborado y hablar de las funciones que has realizado.

Fortalezas: Muchas veces hablamos únicamente de nuestras habilidades, sin resaltar nuestras fortalezas. Por ejemplo, si tu habilidad es la comunicación y además tienes “una fortaleza de comunicarte a través de contar historias de forma persuasiva”, tu interlocutor tendrá una idea mucho más clara de lo que puedes ofrecer. Tus fortalezas muestran tu valor. Por ejemplo si hablas de trabajo en equipo, intenta expandir la explicación en algo como: “soy muy bueno trabajando en equipo, porque tengo una gran facilidad de ver las cosas desde diferentes ángulos”.

Logros: Los logros te harán sobresalir sobre otras personas. Piensa qué has hecho durante tu carrera de lo cual te sientes particularmente orgulloso, puede ser de manera individual o en equipo. Se recomienda que tengas preparados dos o tres logros en tu comercial.

Lo que más me gusta de mi trabajo: Mostar pasión por lo que haces es fundamental y en esta sección es crítico. Si por ejemplo has estado en una función que se encarga de atención a clientes puedes decir que te gusta hablar con personas y ayudarlos a resolver sus problemas.

Lo que estoy buscando: Esto sirve como cierre y es importante que si estás buscando un cambio de industria, seguir en el mismo sector, incursionar en otro departamento, etc.

La idea de tener el comercial de 30 segundos no es memorizarlo, sino que sirva de base para tu conversación. A continuación podrás ver algunos ejemplos:

De un profesional del área Administrativa:
“Tengo más de cinco años de experiencia en administración, ventas y marketing; trabajando para empresas trasnacionales como XYZ, ABC y JKL. He dado soporte a los gerentes y dado servicio tanto a clientes internos como externos. Mis fortalezas son: la coordinación de proyectos y una excelente comunicación con todos los niveles. Recientemente, coordine una conferencia de ventas para 300 profesionales y mi trabajo fue reconocido por su alta calidad. Debido a una reestructuración para alcanzar los objetivos financieros, muchos departamentos fueron reorganizados y mi puesto fue eliminado. Estoy tomando esta oportunidad para incursionar en otro tipo de industria en donde mi probada habilidad administrativa pueda contribuir para la solución de los problemas que tenga mi próximo empleador”.

De alguien en Recursos Humanos:
“Soy una especialista en Recursos Humanos, algunas de mis fortalezas son visión estratégica, manejo de gente en situaciones de conflicto, proactividad, innovación. Soy desarrolladora de equipos de alto rendimiento, honesta y responsable. Tengo una formación sólida en el manejo y entendimiento del factor humano alineado a los objetivos de la empresa. Recientemente trabajé como Gerente de Recursos Humanos dónde mi responsabilidad es apoyar en la fusión con Patito S.A., desarrollando un proceso de integración del personal a la nueva empresa y nueva cultura. Mi interés es integrarme a un equipo orientado a la gente que da resultados para seguir contribuyendo al desarrollo del Factor Humano”.

Al final creo que esta historia del elevador fue un mito, pero estoy seguro de la importancia de siempre estar listo para venderse en 30 segundos.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (12 votes, average: 4.50 out of 5)
Loading...

3 COMENTARIOS

  1. “Debido a esto, una de las primeras recomendaciones que recibí en esa empresa fue que estuviera preparado en caso me encontrará a Steve a solas en un elevador.”
    Creo que debería de decir: Debido a esto, una de las primeras recomendaciones que recibí en esa empresa fue que estuviera preparado en caso de que me encontrara a Steve a solas en un elevador.

  2. Muy bien, pero hay que tomar en cuenta que la seguridad que proyectas es básica para dar a conocer tu experiencia laboral

  3. Lo tomaré en cuenta para la entrevista de trabajo que tengo el día de hoy,gracias.
    Excelente día!

Dejar una respuesta