Un vendedor exitoso

Un vendedor es mucho más eficiente cuando aprende a escuchar las necesidades y ambiciones de los clientes.

Compartir

¿Alguna vez te has preguntado si eres un buen vendedor?

Para mí un buen vendedor:
• Conoce más de dos técnicas para vender.
• Le gusta tratar a las personas.
• Es perseverante, paciente con los posibles clientes y tiene una alta tolerancia a la frustración.
• Separa los problemas personales de los de la empresa.
• Ambiciona tener éxito económico y profesional.
• Tiene bien definido cuánto quiere vender, cuánto va a ganar con una venta y se siente más identificado con el producto.
• Tiene una visión completa de sus clientes (sus necesidades, su entorno, su negocio).
• Complementa la planeación con la acción.
• Conoce su producto y domina sus beneficios, además conoce a su competencia.
• Representa a su empresa de forma digna.
• Logra que sus clientes lo recomienden.
• Sabe escuchar, hace preguntas inteligentes y toma notas.
• Siempre está dispuesto a aprender.
• Persuade en lugar de convencer, y la máxima de un vendedor es…
• ¡No vende, hace que el cliente le compre!

Te interesa: Véndete en 30 segundos 

Y ahora te pregunto:
1. ¿Sabes (conoces) bien qué vendes?
2. ¿A quién se lo vendes o deberías vendérselo?
3. ¿Cómo lo vendes?
4. ¿Por qué los clientes deberían comprar tu producto y no el de la competencia?
5. ¿Cuáles son los beneficios de tu producto?
6. ¿Cuánto debes vender?
7. ¿Cuánto se debe vender como empresa?

¿Qué tan seguro estás de ser un buen vendedor y no solo uno más?
Si no contestaste por completo al menos una de las preguntas anteriores, tengo que decirte que es señal de que lo estás haciendo mal, pero mantén la calma y enfócate en lo que puedes mejorar.

Parece increíble, pero muchas personas en el mundo de las ventas no conocen ni dominan lo que están vendiendo, lo cual implica un problema muy grave cuando se presentan frente al prospecto o cliente. Una persona, independientemente de que sea agraciada en su aspecto, divertida o muy hábil para las relaciones públicas, técnicamente tiene que saber sustentar los diferenciadores del producto o servicio que ofrece; porque si no domina de forma consistente lo que vende, se vuelve muy vulnerable y el comprador simple y sencillamente se enfocará en negociar la parte del precio.

¿Qué puedes hacer para ser un buen vendedor?
¡Conoce tu producto! Cuando conoces tu producto el proceso de venta es mucho más sencillo, porque el comprador es suficientemente inteligente para darse cuenta de que dominas lo que estás vendiendo, que estás convencido de que le conviene adquirirlo, que tu oferta de venta se vuelve potente y convincente.

Hoy los clientes están mucho más preparados que antes, pueden hacer una comparativa fácil de tu producto contra el de la competencia u otros. Hoy un vendedor es mucho más eficiente cuando aprende a escuchar, ya los vendedores “periquitos” de antes, ya no se usan, eso ya no funciona, mas bien, lo que hace un buen vendedor hoy en día es escuchar a sus clientes, sus necesidades y ambiciones y con base a eso ASESORA LA COMPRA DEL CLIENTE.

Recuerda, actualmente, el que domina mejor el producto, el que mejor se prepara, el que más tiempo le dedica al conocimiento de lo que ofrece, sin duda alguna tendrá más posibilidades de quedarse con el dinero, la experiencia y la recomendación del cliente.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 4.33 out of 5)
Loading...

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta