Tupperpedia: la guía completa para cuidar, lavar y acomodar tus tuppers

Los tuppers son casi como de la familia, convives con ellos todos los días, van de tu casa a la ofi y de ahí a tu refri. ¿Por qué querrías encontrarte frijoles cada que abres un bote buscando crema? Además, como sí vas a cumplir el ecofriendly challenge, estos te van a ayudar a motivarte. Y no olvides: el respeto al tupper ajeno es la paz.

Compartir

¿CÓMO? ¿CUÁNDO? ¿DÓNDE?

Revisa la etiqueta para saber si puedes meterlo al horno/micro, lavavajillas o congelador (no quieres que quede hecho chicharrón). Si no te acuerdas o no lo trae, usa el sentido común, si la tapa o alguna parte trae metal, no lo metas al micro, usa una de silicón. Si es de plástico y lo vas a meter al lavavajillas, ponlo hasta arriba para que el agua caliente no lo derrita.

¿CUÁNTO TIEMPO DURAN?

Obvio, depende del uso que les das. Si te vale y metes el de plástico al micro, va a durar menos que el amor de tu ex. Si los cuidas bien, pueden durar toda la vida. ¿No nos crees? Piensa en los de tu mamá, por eso siempre te reclama que no se los devuelves; recuerda que son un bien muuuuuy preciado.

¿CÓMO LOS LIMPIO?

Con agua y con jabón; pero si guardaste algo muy grasoso, ponle agua caliente y unas gotas de jabón, tápalo y agítalo, y luego pásale una esponja (no uses de metal porque va a parecer arañado por Freddy Krueger). Para evitar que se acumulen las bacterias en las ranuras y tapas de tus tuppers de plástico, déjalos remojando con vinagre y limón toda la noche y luego lávalos normalmente.

BYE, MANCHAS

Para que el espagueti o la tinga no hagan de las suyas con tu tuppercito, antes de echarle la comida engrásalo con aceite en spray, esa capa evitará que se pegue. Si ya valió, haz una pasta de bicarbonato de sodio, limón y agua caliente, y déjala todo un día.

GUÁRDALOS DIGNAMENTE

Si cada que abres la alacena para sacar uno se te viene una avalancha, sigue estos pasos y ordénalos.

Separa por tipos. Pon en un lado las tapas y en el otro los recipientes. Empieza por las tapas y júntalas por forma (redonda, cuadrada o alargada) y luego los contenedores (redondo, rectangular, cuadrado).

Busca la pareja. Ya que tienes todos, ponle la tapa a cada recipiente. Los que no tengan par, tíralos (así como los que estén horribles, mancha- dos, deformes). Si lo que te sobra son los recipientes, ve si les puedes dar otro uso (decorar, hornear) y si no, también, bye.

Guárdalos separados. Ya viste que cada uno tiene su juego, ahora quítales las tapas y en una cajita/un revistero o esquinero acomoda las tapas de mayor a menor tamaño y por forma (como un archivero). Con los recipientes aplica la de matrushka, uno dentro de otro (del más grande al más pequeño). Puedes acomodarlos dentro de una caja de plástico/ tela grande que funcione como cajonera, para que cada que abras la alacena no salgan escupidos.

CONTRA OLORES INMUNDOS

  1. Échale unas gotitas de jugo de limón o aceite esencial de menta/eucalipto al jabón para que se le quite el mal olor.
  2. Moja periódico y déjalo en tu tupper tapado toda la noche. El carbón del papel va a absorber el olor.
  3. Deja unas hojas de albahaca o una cucharadita de sal adentro y tápalo.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta