Sal a venderte like a PRO

Si estás buscando trabajo y no te has sabido vender, te vamos a decir cómo y lo que tienes prohibido hacer

Compartir

Los head hunters, reclutadores o buscadores de capital humano son esos sujetos que peinan los perfiles de miles de profesionistas buscando oro en la paja, esos que tienen el poder de pasarle tu currículum al jefe o ponerlo en la charola de papel reciclado. Son los que hacen preguntas incómodas y que seguramente te van a juzgar, no por quién eres sino por lo que le puedes sumar a la empresa.

Normalmente es a ellos a los que les tienes que llenar el ojo antes de conseguir ese trabajo por el que babeas, pero hay algunas cosas que debes saber, los hidden facts que hacen la diferencia entre firmar un contrato o seguir viendo series porque nadie te dio el sí.

Lo primero que debes saber es que siempre es más atractiva una persona que ya está trabajando. Esto no significa que si no tienes trabajo no seas efectivo, simplemente al tener un empleo estás mejor cotizado.

Una de las formas más efectivas de conseguir el trabajo que quieres es a través de la prospección directa. Llegando a la persona adecuada, con el producto adecuado y en el momento adecuado. Esto significa cortar los atajos de reclutamiento y llegar directamente con quien sería tu jefe.

El 73% de las vacantes nunca se publica, así que hay que saber provocarlas, buscarlas, descubrirlas. Hay que quitarse esa cultura del “cómo me le voy a acercar al de más arriba”, pues resulta que el mundo es de los audaces, no de los talentosos.

Es necesario hacer una investigación previa de la empresa y saber usar esa información desde que redactas el cv. Con esta radiografía puedes identificar sus necesidades y rastrear el tipo de persona que necesitan para cubrir el puesto que quieres.

Hay detalles básicos que debes conocer de una empresa: su cultura organizacional, sus logros históricos, sus retos y estrategias para lograr objetivos y sus planes a futuro. Como las páginas de las empresas están limitadas, es importante consultar revistas especializadas y hacer una buena googleada.

¿Cuál es el momento adecuado para acercarse a un jefe? Cuando -luego del análisis constante- identificas una necesidad que solo TÚ puedes llenar. Supongamos que el jefazo en cuestión tiene dos subordinados: Manuel y Manolo, un par de vagos, pero no tiene tiempo de buscar a alguien más (a ti), y tú mandas tu cv, dirigido a él, sin saber si hay vacante o no. Si el documento es interesante y le ofreces soluciones concretas a sus problemas cotidianos, en otras palabras, si te vendes bien, hay muchas probabilidades de que lo lea y se deshaga de Manuel o Manolo, o de los dos. De nuevo: el momento adecuado es cuando identificas una necesidad.

El CV ganador
Un buen reclutador busca en tu cv

  • Si estás trabajando o no
  • Los puestos que has desempeñado
  • Las empresas de las que has sido parte
  • Tus logros y resultados concretos

LA MANERA MÁS EFECTIVA DE ENCONTRAR TRABAJO ES POR CONTACTOS O CONOCIDOS, LUEGO POR PROSPECCIÓN DIRECTA Y EN TERCER LUGAR A TRAVÉS DE BOLSAS DE TRABAJO, MEDIOS ELECTRÓNICOS Y REDES SOCIALES. 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 4.50 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta