a stapler

¿Qué tan bueno es un romance de oficina?

Hay quien dice que un romance de oficina no solo arruina el romance, también se lleva entre las patas a la chamba, ¿será cierto? Aquí te lo decimos

Compartir

La mayoría de los expertos en la materia dicen que lo más probable es que estas relaciones fracasen a la larga. Lo ideal sería que cada uno buscara su propia área de desarrollo profesional. Si bien es padre comer diario juntos o llegar y salir al mismo tiempo, es muy importante que algunas actividades de la vida social y, sobre todo, la convivencia con los compañeros de trabajo, sean individuales.

Si te gusta el de al lado, ¿tienes que evitar relacionarte sexualmente? Seamos honestos, de la calentura es fácil escapar, por eso tiene que haber mucha autoconciencia para pensar que el hecho de que te guste alguien no significa que puedes establecer una relación. Antes de irte como gorda en tobogán, piensa en los pros y contras y toma una decisión razonada. Los expertos que han analizado a los tortolitos de escritorio dicen que tener un romance de oficina, en su primera etapa, aumenta la productividad por la motivación y la energía de los involucrados. Pero eso es solo al principio. Como todos los asuntos el amor, es un volado. Es tu decisión, pero antes hay varias cosas que tienes que pensar y hacer.

¿Por qué lo hacemos?

Una investigación hecha por los doctores Horan & Cowan de la Universidad de Texas revela que las relaciones de oficina no tienen razones tan románticas. Estas son las posibles causas de un office affair.

Convivencia: pasan tanto tiempo en el trabajo viendo a esa “personita especial” que la cercanía fácilmente puede confundirse con un sentimiento romántico.

Ocasión: pues ya estando en estas, me gustas, te gusto, vamos a probar. Igual en la fiesta de fin de año o con un par de chelas, agarran valor y se dan unos besos.

Confidencias: tanto platicar y compartir cosas con el de al lado, que además no está tan feo, hace que acabes sintiendo que lo quieres y que te quiere.

Calentura: pura atracción física que le pone salsita y sabor a una relación laboral. Intensidad, pasión y hasta encuentros furtivos en la copiadora no suenan tan mal.

Escalar: hay quien tiene deseo carnal y hay quien tiene deseo de progresar en la empresa y está listo para tener una relación con alguien que puede darle ese empujón.

 

¿Ya caíste? Llévalo con dignidad

  • Lo más conveniente es que tengas bien puesta la frontera entre la relación y el trabajo. En casa no se habla del trabajo y viceversa.
  • No usen nombres cariñosos en la oficina. Háblense por su nombre. La cuestión es que la mente entienda que existe una frontera.
  • Eviten demostraciones de amor en el trabajo. No ayuda para hacer la separación.
  • En casa hablen de otras cosas.
  • Si algo del trabajo urge, discútanlo con tiempo limitado y no lo hagan en la recámara o en otros espacios donde hablan temas personales.
  • Busquen cosas que los distraigan, pónganle atención a los amigos y hobbies, hagan cosas fuera de la relación y del trabajo.
  • No cuenten intimidades de pareja en el trabajo (esto muchas personas lo hacen, pero cuando su pareja trabaja ahí mismo es un grave error).
  • Entiendan que en el trabajo pueden existir diferencias de opinión y que no estar de acuerdo, no significa que se quieran menos.
  • Es muy importante que mantengan las expresiones, tanto de afecto como de enojo, fuera del área de trabajo. Mucha gente inventa historias y chismes y toda señal de problemas entre ustedes les aporta excelente material para las intrigas.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 4.25 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Tanatólogo y psicoterapeuta. Experto en pérdidas, autor de Los claroscuros del amor y el auténtico rockstar del amor.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta