#Lookcionario: 5 prendas que necesitas para verte profesional

Hay ciertas prendas que le dan un punch especial a cualquier look. Con estas cinco cosas no hay pierde. ¿Y lo mejor? No necesitas un presupuesto gigante

Compartir

El chiste es que se vea elegante, así que por esta vez olvídate de las aplicaciones y los brillos innecesarios. Pura clase.

 

PUMPS
No necesitas un tacón de aguja para verte elegante. De hecho, en un ambiente donde necesites verte empoderada, es mejor un tacón más grueso de unos ocho centímetros. No puedes usar unos zapatos con los que te estés tambaleando como Bambi ni que te saquen ampollas. ¿Cómo crees que te vas a ver poderosa si no puedes ni caminar?

POWER SUIT
Un traje es lo más poderoso, pero también lo más fácil. Te ahorra todo el esfuerzo de decidir qué ponerte en la mañana (o en la noche) y siempre te ves impecable. Lo mejor es empezar con uno negro o gris a cuadros. Además, puedes usar por separado el pantalón y el saco, ponértelo con t-shirts y hasta tenis. Vale muchísimo la pena invertir en uno bueno. Eso sí, que el saco te llegue a las pompas y que te quede a la medida, así que, probablemente, vas a necesitar un sastre.

LBD (Little black dress)
Es más que un básico. Igual que el traje, se puede usar en la oficina o para una fiesta. Bien dijo Vogue, cuando Coco Chanel lo creó, que se convertiría en el uniforme de todo tipo de mujer. Y aunque, sí, es una opción súper segura, siempre hay formas de que se vea diferente. Lo de little no es literal, no tiene que ser corto, pero no es un vestido de noche negro y largo. El chiste es que busques uno que te quede perfecto y te acomode: escoge el largo de mangas que más te guste, pegado o más suelto.

ABRIGO CAMEL
Igual que un saco, un abrigo cambia por completo tu outfit. Y cuando hace frío puede que lo uses diario, así que mejor que vaya con todo, pero que no se pierda en un mar de negro. Por eso el beige es ideal, porque combina literalmente con todo y es súper elegante. Dependiendo del clima de donde vivas, el material puede ser gabardina o lana.

BOLSA
Se trata de que cargue tus cosas, pero también es tu carta de presentación porque resalta mucho. Trata de que su forma sea lo opuesto a la de tu cuerpo, de un color neutro (negro, beige, azul marino) y suficientemente grande como para que te quepa TO-DO, pero sin que parezca pañalera.

 

Y PARA ELLOS…

 

TRAJE
Lo bueno es que no importa si te pones el mismo todas las veces si cambias de corbata y camisa. Por eso vale la pena que inviertas en uno que ames y te quede impecable.

SACO
Cuando el traje sea demasiado, ponte un saquito azul marino o negro. Ya sabes que te tiene que quedar perfecto y que vaya con la mayoría de lo que tienes en el clóset.

ABRIGO CAMEL
A menos que vivas en un lugar donde en invierno estén a 28º, necesitas este abrigo para la época de frío. Úsalo cuando el saco no sea suficiente o encima del traje cuando haga mucho frío.

PORTAFOLIO
Nadie te va a ver como alguien empoderado si llegas con todos tus papeles hechos bola en la mano. Necesitas un accesorio que cargue tu iPad o compu, unas plumas, los contratos que vas a firmar, etc.

ZAPATOS
Los tenis no son para todo el tiempo, aunque es mejor eso que unos zapatos todos puercos. Invierte en un buen par: necesitas estar cómodo y que vaya con todo. Dile adiós a los muy picudos y a los muy brillantes.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votes, average: 4.86 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta