¿Eres un godín nómada?

Cada vez son más las personas que duran menos de dos años en un trabajo. Esto no tiene que ser terrible si tomas estas precauciones

Compartir

Antes, lo importante era tener un trabajo para toda la vida porque eso significaba seguridad laboral, pero ahora es más que eso. Ahí te va una bomba: solo cuando los profesionales se especializan y adquieren habilidades difíciles de encontrar tienen la posibilidad de decidir dónde, cómo, cuándo y con quién trabajar, independientemente de la actividad que hagan.

Está bien que quieras buscar nuevas oportunidades, pero si has tenido tres trabajos en dos años, las compañías te percibirán como alguien inestable a quien no le importan las posiciones. Por esta razón, en el alpinismo corporativo no se ve bien que dures menos de un año en una chamba, sobre todo si ya tienes un cargo de jefe o director. Además, si duras muy poco en un trabajo seguro no les va a gustar que te vayas, más bien puede que te (la) recuerden un rato porque la empresa perdió recursos y tiempo en tu entrenamiento e integración.

Motivos de las fugas

Empresas:

  • Incumplen promesas que hacen a los trabajadores de recién ingreso, quienes ven a las compañías como marcas y les importan sus valores y reputación.
  • Al área de recursos humanos le falta enfoque mercadológico para impulsar el salario emocional (horarios flexibles, home office, actividades grupales).
  • No ofrecen capacitación ni oportunidades de desarrollo sin tener que renunciar.

Empleados:

  • Ante la diversidad de oportunidades, si no están satisfechos con situaciones del trabajo diario (un cliente los trata mal o el jefe no cumple con lo esperado) van por otra cosa.
  • En las entrevistas no hacen preguntas para aclarar sus dudas (beneficios, salario) ante de empezar a trabajar.
  • Los jóvenes buscan aprender para mejorar sus competencias. Si pinta para que esto no suceda, se van.

NO LO ESCONDAS

La regla número uno es no ocultar que estuviste trabajando en un lugar solo por tres meses.

En tu CV explica los logros y el aprendizaje que tuviste en ese corto tiempo y lo que buscas en la nueva chamba.

En una entrevista comenta que tuviste una nueva oportunidad o que buscaste el crecimiento a partir de nuevas competencias que querías desarrollar.

La gente con talento siempre va a ser muy buscada, entonces muestra el tuyo y las competencias que tienes y que son necesarias para tu medio laboral.

STOP!

  • Define qué trabajo quieres, los conocimientos y competencias que necesitarías para tenerlo y las chambas previas que te servirían.
  • Si no hay muchas empresas enfocadas en el área que te interesa, quédate el menos dos años en la que te da la oportunidad y luego busca otra para desarrollar más habilidades.
  • Si no has definido en qué especializarte, puedes buscar trabajo en una empresa que te deje cambiarte de áreas.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 3.80 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta