Decálogo del antiprofesional

Estas actitudes harán que termines en la calle

Compartir

Por: Helios Herrera

 

1. No tiene vida personal
La prioridad es el trabajo. Nunca se da tiempo de vivir y gozar. Es una máquina que no disfruta lo que hace y otros pagan factura de sus vacíos y frustraciones.

2. No delega
No confía en los demás, lo acapara todo, muchas veces por inseguridad y otras por querer tener el control. Termina abrumado y sin cumplir las metas.

3. No tiene buena actitud
Está siempre de malas, es negativo, déspota, lleva la contraria y todo le sale mal. No sabe trabajar en equipo y sabotea el trabajo de los otros.

4. No quiere aprender
Cree que ya lo sabe todo y no está ni dispuesto ni abierto a seguir aprendiendo. ¿Estudios de especialización o posgrado? Imposible. No está consciente de que solamente una formación continua lo hará crecer.

5. Compromete su integridad
Es capaz de todo por una promoción, un aumento, un ascenso, una nueva oportunidad. No tengo que ser muy descriptivo en las conductas antisociales, delictivas y hasta sexuales, en las que caerá con tal de “avanzar”.

6. No tiene interés comercial
Si no entiende que todas las empresas viven de vender, está fuera de la jugada (todo profesional debe saber detectar oportunidades que ayuden al crecimiento comercial de la compañía).

7. Es débil y vulnerable
Cualquier proyecto cancelado, cualquier tropezón lo derrumba, lo aniquila y le cuesta mucho trabajo ponerse en pie. Toma todo personal. Tiene poco control de sus emociones, no sabe trabajar bajo presión.

8. No es comprometido
No cumple lo que promete ni en calidad ni en plazos o resultados. Es un mal engranaje que arruina la máquina completa, así de simple, si una pieza no hace su función adecuadamente, afecta a todos.

9. No cuida su imagen
En esta vida hay que parecer lo que se quiere ser.  Muchos mandan un mensaje incorrecto. Si te describo a una mujer con una falda que parece cinturón, maquillaje de payaso y zapatos que parecen edificios, difícilmente pensarías en la CEO de una organización.

10. Es inflexible
No se adaptan. En el mundo corporativo, la única constante es el cambio. Son cero creativos. No entienden que hay que aprender todos los días de todos y hacerlo rápidamente.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 4.50 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta