¿Cómo terminar los pendientes que odias?

Deja de procrastinar y termina con todo tu trabajo

Compartir

Todos tenemos una actividad con el simple hecho de pensarla, genera muchísimo estrés y agobio.

Diversos estudios en coaching afirman que en ningún momento va a existir la chamba o el estilo de vida ideal; lo queramos o no, siempre habrá esas piedras en el zapato que molestan y que debemos quitar sí o sí.

Está comprobado que una de las cosas que más trabajo le cuesta hacer a las personas es iniciar una actividad. En ese momento de arranque se puede llegar a procrastinar largo tiempo, solo por prolongar algo.

Aunque parezca muy difícil y de flojera, existe una manera rápida de terminar con esos pendientes que odias. La regla de los dos minutos es perfecta para dejar de procrastinar y aumentar la productividad en el trabajo.

Consiste en darte exactamente dos minutos antes de iniciar eso que odias. Pueden ser dos minutos de relajación, de ir por un snack, poner algo de música o solo de acomodarte en tu oficina.

Otra de las recomendaciones es darle prioridad a estos pendientes agobiantes. Es común dejarlas hasta el final y olvidarlas; así que mejor empieza tu día con eso que te choca, para que la jornada te sea leve.

“No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”

 

1 COMENTARIO

  1. Claro que son una cosa normal, las tareas tan grandes que simplemente nos bloquean y hacer nuestro trabajo inproductivo, nos vuelven procrastinar. Pero lo único que se puede hacer para lucharlas es planificar profundamente nuestro trabajo o con kanbanes físicos o como aplicaciones como kanbantool.com/es y establecer precisamente el tiempo necesario para cada parte de la tarea. Descomponer un problema grave nos hace sobrepasar el obstáculo mucho más rápido. Esto hay que decir sin dudas.

Dejar una respuesta