¿Cómo tener una comida de negocios exitosa?

Logra que te den el SÍ, cuando la mesa de trabajo es en un restaurante

Compartir

Antes

El lugar:
Haz un buen scouting de restaurantes y acuérdate que quien invita, reserva y paga.
Dale tres opciones concretas a tu invitado, de preferencia en un área de la ciudad que le acomode.
Pregúntale qué le gusta, si como de todo, si tiene alguna alergia.
Llega 10 minutos antes de la hora pactada para ver que todo esté listo.
OJO: no invites a un restaurante donde no puedas pagar lo más caro del menú. No lleves a un vegano a una parrilla argentina o a un judío a un restaurante de carnitas.

Durante

Sienta al invitado principal en el lugar de honor, tú vas a su izquierda, en la esquina, o frente a él, en la parte central de la mesa y en lados opuestos.
Si hay hombres y mujeres, a diferencia de la etiqueta social, donde deben ir intercalados, aquí el orden está dado por la jerarquía, partiendo del anfitrión y el invitado de honor hacia los extremos de la mesa.
Si tienes que recibir una llamada, avísale antes a tu invitado y levántate para contestar.

Después

Dos días después de la comida habla o manda un mail para que vea que hay interés. No intensees para buscar una respuesta rápida porque esto puede acabar con todo.


¿Cuándo hablar del negocio (y de dinero)?
Esto cambia según el país. Los gringos abren el tema casi desde el principio, los italianos en los postres. Pero si estás en México, lo común es que se toquen temas sociales (qué le gusta y qué no a tu invitado, sus pasatiempos, etc) y hasta después del plato fuerte se entra en materia, porque esto ayuda a crear una atmósfera amigable y propicia. Si vas a mostrar una presentación o un documento en tu iPad, definitivamente espera hasta el momento del café.

INGREDIENTES PARA EL SÍ

Anticípate
Escoge desde antes el vino y unas entradas, para que haya comida mientras ven el menú.

Llega listo
Investiga los intereses de tu invitado, hobbies, dónde estudió, échate una buena googleada o un clavado a LinkedIn.

No hables y hables
Acuérdate que parte del encanto del buen conversador es escuchar al otro.

Concreta
Cada vez que se toque un punto importante, repítelo y trata de cerrar con hora, lugar y acciones concretas.

Lleva tus papelitos
Tanto con tus talking points, por si te atoras. Y unos en blanco para anotar los acuerdos.

Sé amable
No solo con tus invitados, también habla de ti cómo tratas a los meseros. Sé generoso con la propina.

 

TIP: Ten cuidado con el alcohol y las imprudencias.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 2.00 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta