¿Cómo encontrar el trabajo ideal?

De niño seguro te preguntaron miles de veces "¿qué vas a ser de grande?". Ahora que eres grande te has preguntado "¿qué quiero ser?, aunque ya seas algo. Si odias tu trabajo tal vez necesitas volver a encontrar tu vocación

Compartir

La demanda de profesiones cambió radicalmente en los últimos 30 años. Los avances de la tecnología hicieron necesarias nuevas competencias y habilidades. Muchos cargos que hoy están entre los más buscados hace diez años ni siquiera existían, por ejemplo, especialistas en ciberseguridad, nanomédicos y diseñadores de vehículos alternativos. Por eso, ahora existen muchas más opciones para elegir una carrera. Hace una década, la UNAM tenía 77 licenciaturas, hoy puedes escoger entre más de 118.

Muchos jamás encuentran su vocación (basta ver las caras de miles de trabajadores ansiosos para que sean las seis y largarse), mientras que otros lo saben desde pequeños. De acuerdo con un estudio, 63% de la gente no está motivada con su trabajo actual y 24% se declara realmente infeliz al respecto. Solo 13% disfruta su trabajo. ¿En dónde estás tú? ¿En dónde quieres estar?

Hace varios años, muchos jóvenes elegían la profesión que sus padres consideraban más conveniente y las organizaciones decidían cómo y en qué capacitar a sus empleados. Ahora los individuos controlan su propio desarrollo profesional. O sea: la decisión de tu profesión depende únicamente de ti. También es solo tu decisión prepararte mejor y no dejar de aprender.

TRUCOS PARA ENCONTRAR TU VOCACIÓN

1. Conócete: analiza objetivamente cuáles son tus habilidades y en lo que eres una piedra. ¿Qué es aquello que harías aunque no te pagaran? Según una encuesta de ManpowerGroup, 74% de la gente no se dedica a la profesión que le gustaba en la niñez.

2. Estudia el mercado: es increíble que, mientras existen carreras sobresaturadas como Administración, Psicología, Comunicación y Derecho, durante 10 años la lista de puestos más difíciles de cubrir se haya mantenido casi igual, incluyendo a ingenieros, técnicos, trabajadores certificados en algún oficio, gerencias, expertos en ventas, agrónomos, entre otros.

3. Experimenta: tal vez aún no tengas claro a qué te quieres dedicar el resto de tus cochinos días, estás en un break laboral o eres nini, pero sí debes estar seguro de qué es lo que NO quieres hacer. Y uno descubre eso probando, no hay de otra, así que experimenta sin parar.

4. Pasión: es muy sencillo, cuando haces lo que te gusta se nota y cuando odias lo que haces, también. Busca lo que te arranca la hueva.

5. Networking: arma una red de contactos y platica con quien se te ponga enfrente Pregúntales sobre su trabajo, sus actividades, sus retos. Esto aumenta tu visión sobre las profesiones y en una de esas te entusiasmas con algo que ni imaginabas. Siempre puedes entrarle a un proyecto como aprendiz y experimentar.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 4.40 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta