Cómo decirle “NO” a tu jefe

A nadie le gusta que le digan que no, por eso, debes llevar argumentos sólidos y dar alternativas

Compartir

Antes de empezar a decirle que NO a tu jefe debes de analizar el terreno en el que te encuentras o de lo contrario formarás parte de las historias de la oficina, por eso a pesar de que estés con una carga de trabajo debes considerar cuándo y cómo decir que no o dar una alternativa. Digamos que si sale de una reunión con los directores o regresa de ver a un cliente y te pide algo urgente seguro tendrá que ver con esos asuntos.

Por tal motivo estos son los pasos que debes de tener en mente antes de confrontar a tu jefe y decirle que NO.

1. Piensa los motivos por los cuales no puedes realizar la actividad, entre más claridad tengas más factible es que se lo puedas hacer ver a tu jefe. Evita mostrarte enojado o alterado sino con disposición y colaborativo.

2. Ponte en el lugar de tu jefe: antes de saltarle a la yugular a tu jefe, comprende las razones y motivaciones por las cuales te está encargando esa actividad y sus prioridades, si te puedes poner en sus zapatos puedes saber lo que le urge.

3. Busca un momento adecuado: observa que no esté atareado por otras actividades, es conveniente que lo hables en privado, evita los momentos de estrés (las mañanas suelen ser más relajadas que las tardes)

4. Sé conciso a la hora de hablar, evita palabras negativas, trae contigo argumentos tangibles: a la mayoría de las personas no les gusta que se les hable por las ramas, no tengas miedo y di las cosas como son.

5. No dejes pasar demasiado tiempo: entre más pase, puede ser que le generes un problema más que una solución.

6. Ofrece alternativas positivas: por ejemplo si es cuestión de tiempo pídele que te ayude a definir cuál es prioridad explicando el resultado que tendrías si se llega a atrasar una de las actividades, puedes recomendar a un compañero que tiene mejores conocimientos o capacidades en cuanto a esa función.

7. Propón nuevas formas de trabajo, puedes proponer simplificar algunos procesos, si te distraen demasiado por los “bomberasos” puedes proponer algunos días trabajar en casa. Tú conoces a tu jefe y a la empresa sabrás que es lo mejor y como conquistarlo.

Recuerda que a nadie le gusta que le digan que NO, por eso es importante que llegues con argumentos sólidos dando alternativas en lugar de aventarle un problema más a tu líder.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 3.83 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Egresado de la carrera de Psicología de la Universidad Iberoamericana, certificado como Coach Ejecutivo por la International Coaching Certification y miembro de la Society of Neuro-Linguistic Programming. Miembro de la Mesa Directiva de la Asociación Mexicana de Coaching (AMCO)

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta