11 formas para tener “buena suerte” en los negocios

Porque sí, tienes que trabajar algunas cosas para que llegue lo que quieres

Compartir

1. Toma la iniciativa
Nadie se ha ganado un campeonato de goleo desde la banca. Para anotar hay que meterse a la cancha y tirar a la portería, no hay de otra.

2. Estudia y prepárate
Actualízate, ve a conferencias, toma cursos, diplomados y maestrías. Por un lado, te da herramientas para enfrentar mejor tus retos y por otro, te deja conocer personas que están en la misma frecuencia que tú.

3. Enfócate en pocas cosas a la vez
No está mal tener ambiciones, pero querer hacerlo todo al mismo tiempo diluye tus fuerzas y efectividad.

4. Vuélvete un experto
Tal vez eres bueno para conseguir oportunidades, pero a la hora de la verdad hay que saber dar resultados y la única forma es la práctica y la experiencia. Trabaja, trabaja y trabaja.

5. Conoce más gente
Cada persona que conoces representa una oportunidad de negocio, quizás directamente o como una referencia o como un contacto. Entre más gente sepa lo que haces, es más probable que tengas mejores resultados.

6. Aprende de tus fallas
Sin importar qué tan bueno seas, vas a fallar a veces, el secreto está en cómo enfrentas el fracaso.

7. Olvídate de la superstición
Las oportunidades no caen del cielo, hay que trabajarlas, hacer contactos, dar una buena impresión con tu trabajo y tus servicios.

8. Enfócate en lo importante
Deja de quejarte por tonterías y pleitos absurdos. A nadie le pagan por estar de intrigoso, además de que todos odian trabajar con alguien que se queja todo el santo día.

9. Haz planes
¿Qué tienes que hacer para lograr eso que quieres? Diseña un plan desde la meta hacia el unto en el que estás ahora con las cosas que tienes que hace mes a mes para que eso suceda. La vaguedad solo genera incertidumbre y confusión.

10. Busca tus maestros
Ten bien claros tus ejemplos a seguir y estudia qué hicieron para llegar a donde están. Muchos, de entrada, nos pueden parecer “genios”, pero al investigar descubres personas con errores y fallas, como tú, pero mucho más comprometidas.

11. Enfócate en los otros
Más allá del lado kármico, hacer cosas buenas por los demás hace que ellos se sientan con ganas de ayudarte cuando puedan. Seguramente el beneficio no será inmediato, pero la gente no olvida cuando alguien estuvo ahí para ellos en los momentos difíciles.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 4.60 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta