10 razones por las que aún no eres rico

Tiene más que ver con tu estado de ánimo y tu enfoque de vida, que con el hecho de saber o o no de números. Aquí las razones por las que siempre andas pidiendo prestado

Compartir

A mí me gusta decir que tú eres responsable por morir pobre. No fuiste responsable si naciste así, eso es de tus ancestros, pero sí tienes un periodo para poder transformar tu vida. Para entender esto, empecemos por entender qué es la riqueza y qué es la pobreza. Para mí, riqueza es la capacidad que tienes de vivir sin tu salario. Es decir, si el día d ehoy te botan de tu trabajo y puedes vivir con tus necesidades (sin importar si son de $15,000 o $200,000 al mes) ya eres rico. Si no tienes trabajo y no tienes ingresos fijos pero tienes inversiones hechas (una casa que rentas, un coche en Uber, vendes flores los domingos), algo que tengas por ahí que es una maquinita de generación de riqueza, eso es ser rico.

Ser pobre es no tener ninguna capacidad de poder generar riqueza mientras duermes o riqueza mientras paseas o riqueza mientras trabajas, es no invertir en activos que te permitan vivir independientemente de tu salario. El problema es que te identifiques con alguno de los siguientes puntos:

1. Si gastas como si fueras rico
Hay personas que son máquinas de ganar y gastar, que tienen su tarjeta al tope,  creen que lo que ganan no les alcanza y se financia con ella. O sea, gastan como ricos sin serlo. Aquí el consejo es “dejar de vivir como rico y piensa como millonario” Tienes que usar tu dinero en activos, deja que los demás gasten en juguetes, en cosas superfluas, que lo único que hacen es acumular deudas y generar pasivos. Los pobres gastan antes, los ricos gastan al final. El pobre gasta antes de tenerlo, usa muchas tarjetas y siente que la tarjeta le da autoridad o poder.

2. No tienes un plan
¿Sabes qué haces con tu dinero? La única forma de saberlo es comprar un cuaderno, ponerle una rayita en el centro y decir: “estos son mis ingresos y estos son mis gastos”. No necesitas ponerte a estudiar finanzas ni contabilidad, simplemente, del lado izquierdo anotas lo que se ingresa y del lado derecho lo que gastas, puuunto. Si no tienes un plan significa que tienes un plan para fracasar, para no ser rico, para no ser autosuficiente. Lamentablemente, hemos sido educados para gasta, no para invertir ni ahorrar. Y no es tu culpa, ¿eh? Vivimos en el mundo del estímulo emocional, estamos sobreofertados, pero un plan te puede ayudar a dejar atrás ese estilo de vida.

3. No tienes un fondo de emergencia
Un fondo de emergencia es un fondo necesario e imprescindible, es como respirar. Necesitas tener seis meses mínimo de colchón porque no sabes cuándo te vas a enfermar, se te va a descomponer el carro o tu hijo se enferma. Necesitas tener mínimo, ¡MÍNIMO! seis meses de sueldo en el banco. O sea, lo que necesitas es demostrar que la inteligencia humana es la capacidad de previsión, de anticiparte a algo y en el caso de que suceda generar un mecanismo de prevención.

4. Empezaste muy tarde
El ser humano vive en el mundo del corto plazo y el dinero, por definición, tiene como condición una visión de largo plazo, o sea, nadie se hace millonario de un día para el otro (a menos que te ganes la lotería pero realmente es complicado). Entonces, si comienzas muy tarde, significa que cada día que no hagas lo que tienes que hacer, se atrasa tu riqueza futura, tu capacidad de ser independiente y vivir de tu dinero. El dinero es como el músculo, lo tienes que ir ejercitando. Un rico jamás se gasta más de lo que le ingresa. ¡Grábatelo!

5. Te quejas más de lo que te comprometes
Los ricos no son ricos por casualidad, ellos están enfocados, para ellos el dinero es un propósito en la vida para alcanzar otra cosa, pero es un instrumento, un medio y no un fin. El rico no anda tirando el dinero, lo invierte. Hay ricos que solo compran para invertir. Necesitas empezar a tomar decisiones inteligentes, informadas y fundamentadas. No solo necesitas ganar el dinero, también saber cómo invertirlo y eso se aprende. Pero no vas a aprender nada si solo estás llore y llore porque no te alcanza para nada.

6. No sacrificas
Ora sí que aquí se trata de buscar un bien mayor. Si hoy haces un sacrificio que la mayoría de los seres humanos no quieren hacer, tú en el futuro tendrás el dinero que esas personas no, porque jamás quisieron hacer ese ahorro. No puedes esperar que te den un aumento porque entre más ganes, más vas a gastar; tampoco sacarte la lotería o que tu tío abuelo et herede su fortuna. Esas son ideas de esperanza, y quien tiene esperanza muchas veces no hace planes para lograr algo por sí mismo.

7. Vives en el corto plazo
Si te olvidas del mañana, si no sabes qué quieres de la vida, tienes mente de microondas y eres dominado por el marketing, entonces vas a ser pobre toda tu vida aunque ganes mucho. Es muy fácil pedir por internet algo que te llega al día siguiente y te satisface al instante, pero créeme que muy pronto pierde su valor y vas a estar mucho más satisfecho cuando te compres ese departamento. Sí, aunque pases 15 años pagándolo.

8. No sabes ser sistemático
Tienes que tener orden, no me vengas con que eres indisciplinado y no sabes ni cuánto gastas, así no funciona el dinero. Eso pasa en el súper, cuando vas a pagar, ve la cantidad de comida que dejan en la caja porque se excedieron y luego dejan la mitad porque no pasó la tarjeta. ¿Quieres ser esa persona? ¿No? Entonces empieza a planear, porque esperar que te caiga del cielo está difícil.

9. No cultivas tus ingresos
Ten en mente que los ingresos no solo se cultivan trabajando, esa es una forma de tener ingresos, es la forma que el 99.99% tiene. Pero, ese porcentaje no tiene lo que tú aspiras a tener, ¿o sí? Cultivar implica hacer que algo crezca, ¿no? ¿O tú crees que para cultivar jitomates vas y avientas semillas por todo el campo? Claro que no, tienes que trabajar y trabajar el dinero. Ni modo.

10. Te dejas influir fácilmente
Eres emocional con el dinero y eres vulnerable a la publicidad, sin pensar en tus planes y objetivos. Créeme que no necesitas todo lo que ves en la tele o en tus redes, tampoco tienes que copiarle a tu vecino su coche ni ir a comer al lugar carísimo que le gusta a tu mejor amigo si no entra en tu presupuesto. Tienes que ser firme por ti mismo y ser fiel a tus objetivos, si no nuuunca vas a lograr ser rico. Lo que sea que eso signifique para ti.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (9 votes, average: 4.44 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta