Ver películas de terror es bueno para tu salud

Te vamos a contar todos los beneficios de echarte un súper maratón de películas de terror

Compartir

Queman calorías

Mientras más te dé miedo, mejor. Si estás viendo una película que de verdad te espanta tu corazón va a estar latiendo como loco y tu cuerpo va a estar acelerado. Eso y todos los brincos que te echas van a hacer que quemes calorías. En un estudio de 2012 de la Universidad de Westminster en UK reveló que espectadores de películas de miedo queman entre 150 y 180 calorías. Es un equivalente aproximado a una caminata de 40 minutos. La película que más calorías quemó fue El resplandor y en segundo y tercer lugar quedaron Tiburón y El exorcista. Y a ti, ¿qué película es la que te haría quemar más calorías?  

Alejan enfermedades

Las películas de terror son un estímulo de estrés en nuestro cuerpo, esa sensación que te da cuando ves que el protagonista de acerca justo a donde está el peligro y tratas de evitarlo cerrando los ojos o gritándole como loco a la pantalla. Ese tipo de estímulos producen adrenalina, que pone en alerta nuestro sistema nervioso, hace que nuestro corazón se acelere y usamos energía de nuestras reservas. Esto provoca un aumento a corto plazo de la función inmune de nuestro cuerpo y aumenta significativamente los niveles de glóbulos blancos en la sangre que se encargan de combatir enfermedades e infecciones.  ¿Qué tal? Vas a terminar mejorando de esa gripa si te echas unas dos horas frente a tu tele a morir de miedo. 

Te dan estrés del bueno 

Ya sabemos que el estrés está relacionado con muchas cosas malas como ansiedad, depresión y hasta infartos, pero en pequeñas dosis no es tan malo. Se ha comprobado que pequeños y rápidos periodos de estrés estimulan nuestras funciones inmunes y nos activan. Y las películas de terror son una fuente perfecta de esos mini infartos llenos de estrés para mantenernos al tiro. 

Mejoran tu humor 

Margee Kerr es socióloga y autora del libro Scream: Chilling Adventures in the Science of Fear.  Hizo una investigación en la que comprobó que un estímulo negativo de excitación alta (como un susto) mejora significativamente el humor de una persona. Piensa cuando alguien te asusta y luego te mueres de risa. Justo después de una experiencia de miedo te sientes menos frustrado, menos ansioso y más feliz. El tema es que cuando termina tienes este feeling bonito de que ya terminó y lo superaste. 

¿Ves? Qué esperas, un maratón de películas de terror puede que sea mucho mejor idea de lo que crees. Pero eso sí, si no te gusta que te asusten y eres de los que tienen pesadillas meses después de verlas mejor ponte a ver una de caricaturas. 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta