¿Cómo saber si tienes un cálculo renal?

Si cambiaste el agua por refresco y no comes más que papitas, estás en riesgo de convertirte en una mina de... cálculos renales

Compartir

Por Ricardo Correa – Rotter

Si crees que eso de los cálculos renales es cosa de la edad, te tengo malas noticias: no necesariamente es así́. Más que los años, lo que las provoca es nuestro estilo de vida, nuestra alimentación y la predisposición hereditaria (pregunta si tus papás, abuelitos, tíos tienen o tuvieron). Estas dolorosas linduras se forman de sustancias químicas como sales y minerales que, si no se diluyen lo suficiente, se van agrupando. Imagina que son como cristalitos que se unen poco a poco, si no hay agua que lo evite. El desarrollo de piedras o cálculos en los riñones es uno de los trastornos más frecuentes de las vías urinarias y afecta, en algún momento de su vida, a cerca del 6% de los adultos. El síntoma más frecuente es el “cólico renal”, un dolor endemoniado que aparece en la parte inferior de la espalda, que hace sentir que morirás.

 

DUDAS DE CAJÓN

 

Aparecen cuando:

  • La orina se satura por los cristales de sales y minerales. Estos se agrupan y entonces se forman las piedras.
  • Un factor fundamental para que se formen piedras es que tomes poca agua, porque esta hace la función de “solvente” y evita que los cristales se “peguen” o crezcan.

Es hora de ir al urólogo si…

  • Te arde hacer pipí.
  • No te sale ni un chorrito.
  • Hay dolor en el costado o en la parte baja del abdomen.
  • Tienes un dolor tan severo que si te sientas, no encuentras posición cómoda.
  • Hay sangre o arenitas en tu pipí.

De esto están hechas tus piedras:

  • Calcio en combinación con oxalato o fosforo.
  • También se pueden formar a partir de otras sustancias como el ácido úrico, producto de desecho de unos elementos de nuestro organismo que se llaman purinas.

Son cálculos si…

  • Te expones a una deshidratación repetidamente.
  • Hay antecedentes en la familia.
  • Tienes infecciones urinarias a cada rato.
  • Comes mucha carne y sal.

¿Cómo me las quitan?

Tiene mucho que ver el tamaño, pero se utilizan:

  • Medicinas, ultrasonido, láser o cirugía.

EL TRUCO ESTÁ EN LA PREVENCIÓN:

Toma mucha agua: ayuda a diluir las sustancias que las forman. No existe una cantidad absoluta de agua que tengas que beber, pero por lo menos échate de 1.5 a 2 litros diarios.

No abuses del calcio: el calcio por sí mismo no hace que se formen piedras. Si tomas una cantidad normal, no corres riesgo. Pero si ya tuviste piedras, evita suplementos que lo tengan.

Bájale a la sal: una dieta alta en sal es riesgosa porque aumenta la cantidad de calcio en la orina. Tu ingesta total diaria de sodio debería ser de 5 g de sal. Tu corazón también te lo agradecerá́.

Menos carnes: las carnes rojas, el pollo, el huevo, el pescado y los mariscos aumentan el nivel de ácido úrico y reducen el de citrato, un químico en la orina que ayuda a prevenir la formación de piedras.

Cuida las purinas: si en tus estudios aparece que tienes eliminación excesiva de ácido úrico, ten una dieta baja en purinas. Los mariscos, sardinas, anchoas, vísceras, coliflor y la espinaca las tienen.

Vitamina C: quienes toman altas dosis de vitamina C, en forma de suplementos, tienen mayor riesgo de formar cálculos renales. Esto puede ser porque el cuerpo con- vierte la vitamina C en oxalato.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votes, average: 4.43 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta