¿Qué es y para qué sirve un seguro de gastos médicos?

En la vida no hay nada seguro y menos la salud. Por eso cuando se trata de enfermedades hay que ganarle a la ley de Murphy. Un seguro de gastos médicos mayores puede salvar tu bolsillo.

Compartir

Por Marisol Camacho

Los seguros son herramientas financieras que protegen nuestro bolsillo en caso de que pase alguno de los eventos para los que los contratamos. Mucha gente les huye porque como son de prevención y protección, cree que es dinero tirado a la basura si nunca los usa, pero es un error porque la clave para aprovecharlos y que funcionen, es contratarlos cuando estamos sanos.

¿QUÉ ES?
Un seguro de gastos médicos mayores cubre todos los gastos generados en caso de un accidente o una enfermedad previstos en el contrato. Solo 8% de los mexicanos que no tiene seguro social cuentan con una póliza de gastos médicos mayores.

¿CUÁL ES PA’ MÍ?
Hay muchísimos planes de gastos médicos mayores y sus precios dependen de factores como:

EDAD: no es lo mismo para alguien de 20 años que para un cuarentón, entre más grandes seamos, más caro es el seguro. Además, la edad máxima de contratación en la mayoría de las aseguradoras es de 64 años.

SEXO: siempre va a ser más caro para las mujeres en edad reproductiva que para hombres de la misma edad por los riesgos que implican los embarazos.

LUGAR EN DONDE VIVES: el costo de los servicios varía según el lugar en el que lo contrates; en las grandes ciudades suele ser más caro.

HOSPITALES EN DONDE TE GUSTARÍA RECIBIR ATENCIÓN MÉDICA: hay una red de hospitales con los que la aseguradora mantiene convenio de pago y están clasificados por niveles (no es lo mismo una clínica que una unidad de cuidados especiales). Tú escoges el nivel y puedes ir a todos los hospitales que entren en esa categoría. Si por alguna razón vas a otro que no está en tu paquete, pueden aplicarte cargos extras, como mayor deducible o coaseguro, o tendrías que pagar el total de los gastos y después pedir un reembolso.

SUMA ASEGURADA: se establece en el contrato y es lo máximo que tu aseguradora va a pagar.

TOMA NOTA
Antes de contratar un seguro de gastos médicos mayores fíjate que:

• La compañía con la que contrates sea una aseguradora autorizada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas
• Venga especificada la Suma Asegurada que estás contratando (el tope que la compañía va a pagar en caso de un incidente)
• Tenga el listado de los hospitales donde puedes recibir atención médica
• Las exclusiones, o sea, las cosas que no cubre
• Checa los tiempos de espera que tienen algunas enfermedades. Por ejemplo, si estás sano y contratas tu seguro, y dos meses después te diagnostican cáncer, no lo cubriría porque no ha pasado el tiempo establecido por la aseguradora para esa enfermedad
• El monto del deducible que quieres pagar cuando se presente una enfermedad cubierta por tu póliza
• La prima anual aumenta conforme a tu edad, porque entre más años, pos más achaques. Anualmente se hace un ajuste en la suma por la inflación y el tipo de cambio (el costo de los servicios y materiales médicos están cotizados en dólares)
• Recuerda que, si ya te enfermaste y fuiste diagnosticado con alguna enfermedad crónica (respiratoria, cardiaca, renal, diabetes), todos los gastos van a estar excluidos de tu seguro. Por eso la importancia de contratarlos cuando estamos sanos, sobre todo si sabemos que somos propensos a desarrollar algún tipo de enfermedad crónica

Así como le puedes exigir a tu aseguradora que te cumpla, también tienes ciertos compromisos cuando la contratas, como:
1. Ser honesto en la información que proporcionas, las declaraciones falsas o inexactas anulan el contrato de seguro

2.  Usar lo más que puedas a los prestadores del servicio que te ofrezca la compañía, pa’ que no te sorprendas con cobros extras si vas a otro hospital

3. Pagar la prima

GUAAAAT?

El deducible y el coaseguro son gastos que TÚ vas a asumir sí o sí en caso de lastimarte
o enfermarte. Acuérdate que debes dejarlos guardaditos por si acaso.

DEDUCIBLE 
Es la cantidad fija que vas a pagar por cada accidente o enfermedad y que debes desembolsar para poder usar tu seguro. Los gastos médicos totales deben ser mayores a este importe para que comience la obligación de la aseguradora.

COASEGURO
Una vez que liquidaste el deducible, te toca pagar un porcentaje del total de los gastos del siniestro. En tu póliza puedes establecer un “tope de coaseguro”, o sea, el porcentaje máximo que quieres pagar si te pasa algo, no importa en cuánto haya salido.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Equipo moi.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta