Psoriasis: qué es y cómo identificarla

Si tienes la piel seca, escamada o con erupciones, puedes pensar que es delicada o muy áspera, pero podría ser algo más que simple resequedad y necesitas ponerle atención

Compartir

Más que un simple rash
La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel que causa picazón, enrojecimiento y descamación. A veces las lesiones pueden ser parecidas a un rash o sarpullido, aunque son mucho más que eso. Cerca de 200 mil mexicanos la sufren, pero muchos no lo saben.

Piel sobre piel sobre piel
Es una enfermedad autoinmune, lo que quiere decir que, por alguna razón desconocida, tu cuerpo “confunde” células propias con células extrañas y las ataca para defenderse de ellas. En el caso de la psoriasis, el sistema inmunológico ataca a las células de la piel, causando que estas reaccionen y empiecen a reproducirse a una velocidad extremadamente rápida. Esta superproducción causa que se acumulen y formen parches secos y endurecidos en la superficie de la piel.

Síntomas
Pueden variar de persona a persona y dependen del tipo de psoriasis, pero si has sufrido alguno de estos, te urge ir al dermatólogo:

  • parches de piel rojos, elevados e inflamados
  • escamas o placas blanquecinas o plateadas en las manchas rojas
  • piel seca que puede agrietarse y sangrar
  • dolor y/o comezón alrededor de los parches
  • uñas gruesas y picadas
  • articulaciones dolorosas e hinchadas

Las áreas en las que aparecen las lesiones con más frecuencia son las articulaciones (rodillas, codos, ingles), la parte baja de la espalda y los glúteos, pero pueden presentarse en casi cualquier parte del cuerpo. Casi todos los que la padecen pasan por ciclos, es decir, tienen síntomas que luego pueden desaparecer o “dormirse” por periodos cortos o largos de tiempo.

¿Por qué a mí?
Lo primero qu ehay que aclarar es que no es contagiosa, o sea, que no se te “puede pegar” por estar con alguien que la tenga o por tocar sus lesiones. Ya hemos explicado que es una enfermedad autoinmune, pero además también se sabe que tiene un comportamiento genético: si algún familiar directo la padece, eres hasta un 10% más propenso a sufrirla. Se cree que algunos factores ambientales también favorecen su aparición y se asocia, además, a otras enfermedades inflamatorias como la artritis y la enfermedad inflamatoria intestinal.

Triggers (disparadores)
Carne roja, azúcar refinada, comida procesada, lácteos, alcohol, tabaco, estrés, infecciones.

Ayúdenmeeee
Tener una buena alimentación es la primera recomendación. La comida no puede curarla, pero puede mejorar los síntomas considerablemente. Se aconseja perder cualquier sobrepeso que tengas; dejar las comidas con grasas saturadas (carnes rojas, alimentos procesados y lácteos); consumir alimentos con alto contenido de Omega 3 (salmón, sardinas, nueces…); y tener una dieta alta en vitaminas.

¿Se cura?
Actualmente no existe cura, pero se cuenta con tratamientos muy efectivos. La gravedad de la psoriasis determinará el tratamiento: para casos leves puede ser suficiente una combinación de antiinflamatorios tópicos; para casos moderados se debe de considerar el uso de inmunomoduladores; y para casos más severos, existen tratamientos denominados “biológicos”, que son anticuerpos diseñados para atacar de manera específica alguna de las vías de inflamación involucradas en el padecimiento.

Como siempre, lo más recomendable es que vayas con un dermatólogo a la primera molestia, ya que el diagnóstico oportuno favorece el tratamiento correcto y evita que se convierta en un caso severo. La psoriasis es una enfermedad que siempre debe ser atendida por un especialista de la piel, así que deja de rascarte y no te automediques.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 4.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta