No es hambre… ¡es ansiedad!

Descubre si la ansiedad gobierna tu alimentación y ponle un alto para que no afecte tu peso

Compartir

Por: Edilberto Peña

Últimamente mis pacientes me hablan como si nada de la ansiedad. Cuando les pregunto: “¿Me podrías dar ejemplos de tu ansiedad?”, los problemas con la comida están en el primer lugar: “No puedo controlar mi manera de comer y mi peso se ha disparado”.

La ansiedad es muy difícil de poner en palabras, pero a mí me gusta definirla como MALESTAR. La ansiedad nada más no deja estar, siempre es exagerada, paraliza, te hace disfuncional.

 

¿Placer mata ansiedad?

Claro, porque mientras más comes, más secretas las hormonas y neurotransmisores que le trepan el volumen a la dopamina, y al cerebro se le olvida que está en ese callejón sin salida, entonces se fija en otras cosas. Mala noticia: estos mecanismos son pasajeros y temporales. Quien diga que se curó la ansiedad con una (o varias) Krispy Kreme, media pizza o un bote de helado, miente.

 

¿Y ahora?
Si ya te diste cuenta de que la ansiedad gobierna tu vida y tu alimentación:

1. Entiende que el síntoma disfuncional, como el apetito voraz, es solo eso: un SÍNTOMA. No es la enfermedad en sí. Es solo la punta del iceberg de problemas más profundos.

2. Reconoce que estas formas “silvestres” que usas para combatir el malestar duran bien poquito, pero como te resuelven el problema crees que no pasa de acabar con un buffet tamaño Las Vegas.

3. Si ya sabes que el problema no es la comida, empieza a rascar en lo más profundo de ti para ver qué te genera ansiedad.

4. Cambia el foco de atención de tu mente: del área de incertidumbre a otras más palpables. Me refiero a hacer ejercicio, salir con los amigos, activar redes de apoyo, cualquier cosa que te relaje.

5. Si esto no funciona y más bien vas de mal en peor, es momento de buscar a un profesional de la salud mental, sin pena.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 4.60 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta