Mitos sobre el cáncer de mama que no debes creer

Las falsas creencias propician que esta enfermedad no sea detectada a tiempo.

Compartir

Como hasta hoy no se ha encontrado la causa específica de esta enfermedad, las creencias a su alrededor abundan y causan temores injustificados en la población femenina. Por ello te preparamos este conteo de los nueve mitos más comunes.

1. Es contagioso
No, este mal no se infecta ni se transmite por ningún modo. En el caso de la lactancia, si conservas alguna mama y tienes una producción normal, tampoco “se lo pasarás” a tu hijo.

2. Si te das un golpe, saldrá un tumor
Falso. Lastimarse el pecho no lo produce y sobre el dolor, tampoco es cierto pues en muchos casos los nódulos no causan malestar hasta que están en etapas tardías.

3. Los desodorantes, antitranspirantes o depilación láser lo provocan
¡Error! Actualmente, ninguna investigación científica lo demuestra; la depilación no afecta tus mamas, pues las radiaciones que trabajan el folículo piloso son de muy baja densidad y no pueden lesionarte.

4. La radiación de las mamografías a la larga me va a enfermar
Al contrario, la mastografía es uno de los métodos preventivos necesarios para una detección oportuna, además, los rayos X utilizados en este procedimiento son diagnósticos, no terapéuticos por lo cual son inofensivos.

5. Si en tu familia no hay antecedentes no te va a dar
Si bien el código hereditario es uno de los factores de riesgo más comunes, no necesariamente determina que lo presentes o no, de hecho la mayoría de los casos ocurren en personas que no tienen familiares con males oncológicos.

6. Las pastillas anticonceptivas lo previenen o lo causan
Sobre todo en mujeres jóvenes, se ha demostrado que el uso de píldoras de fórmula “vieja” podría incrementar su aparición pero no hay estudios que lo sustenten por completo; lo cierto es que no ayudan a prevenirlo.

7. Dormir con brassiere o usar los que tienen varillas o alambres producen cáncer
Falso. Hace algunos años surgieron especulaciones de que estas prendas comprimían el sistema linfático y generaban toxinas que se volvían cancerosas, pero los científicos lo han desacreditado.

8. Si te hacen una biopsia o cirugía se regará a otras partes del cuerpo
No. Los cirujanos oncólogos utilizan técnicas especiales y duplican las precauciones al retirar un tumor haciendo imposible su proliferación.

9. Si tienes senos chicos, es menos probable que presente problemas mamarios
No hay ninguna conexión entre el tamaño y la propensión a padecerlo, quizá en el caso de unos pechos grandes, el análisis sea más arduo debido a su densidad pero sin importar tu talla, debes revisarte.

Ahora que ya sabes la verdad detrás de estas creencias, toma conciencia de que las únicas maneras de detectarlo a tiempo son hacerte la auto exploración y acudir con el especialista en glándulas mamarias.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (25 votes, average: 4.40 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta