Errores comunes al hacer ejercicio

¡Típico que empiezas a hacer ejercicio y a los dos días te rindes porque “ya te lastimaste”! No dejes que las lesiones se interpongan en tu camino

Compartir

Por: Mercedes D’Acosta

 

Hacer ejercicio es una gran idea. Es más, en la moi 45 hasta te dijimos que ayuda a mejorar tus genes. Los problemas llegan cuando te lesionas y eso se debe, muchas veces, a que empezamos de la manera incorrecta: queremos ver cambios desde el primer día, como por arte de magia. Aquí hay algunos de los errores al ejercitarte.

 

  1. HACER O SEGUIR CON EL EJERCICIO…

A pesar de un dolor

Si se siente dolor o incomodidad al usar alguna parte del cuerpo, es importante detenerte e intentarlo cuando no haya molestia, o buscar movimientos con los que no te duela esa articulación.

Con dolor de cabeza

¡Esta es una molestia que no hay que ignorar! Puede ser señal de que algo no anda bien a nivel neurológico o circulatorio, y hacer ejercicio puede detonar lo que está advirtiendo. No es un juego.

  1. CARGAR MUCHO PESO

Hasta no tener una musculatura estable, es mejor hacer muchas repeticiones, pero con poco peso. El resultado será el mismo, pero disminuyendo el riesgo de lesión.

  1. TENER COMPLEJO DE SUPERMAN

Ver que los demás hacen ciertos ejercicios o que están a un nivel más avanzado, te puede dar la sensación de que tú igual. Sé realista, empieza por el paso uno y ve aumentando la complejidad poco a poco.

 

  1. TOMAR MEDICINAS ANTES DE EJERCITARSE

Al tomar sustancias químicas, estas tienen efecto en todo el organismo y hacer ejercicio simultáneamente puede hacer que el cuerpo no reaccione de la misma forma para mandar señales de alerta o protección, lo que puede causar una lesión fuerte.

 

  1. QUE EL INSTRUCTOR FUERCE UN MOVIMIENTO

El cuerpo tiene límites mecánicos y naturales, y si se siente en riesgo, va a detener los movimientos. Cuando un tercero interviene, es muy fácil lastimarse, porque el cuerpo ya había establecido hasta dónde puede o no hacer algo, y al excederse, lo interpreta como un accidente.

  1. REPETIR COMO PERIQUITO

Hay varias lesiones, como la tendinitis, epicondilitis, periostitis, entre otras, que se originan por utilizar un grupo de músculos de manera constante, cuando ya tuviste un primer síntoma de advertencia. Es importante ver qué grupo de músculos está descompensado y activarlo. ¡No hagas puro brazo, te lastimas y pareces triángulo invertido!

  1. TRABAJAR SOLO UN LADO DEL CUERPO

Hay deportes, como el golf, tenis, boliche, tiro con arco, beisbol, lanzamiento de bala o jabalina, etc., que trabajan con cierto patrón de movimiento solo hacia uno de los lados. Esto crea un desbalance muscular, postural y biomecánico en general y te vuelve muy susceptible a lesiones por tener un lado fuerte y el otro débil.

  1. NO CUIDAR TU ESPALDA

NUNCA debes doblar la cintura para hacer un ejercicio o para tomar alguna pesa o equipo del suelo. Suena muy simple, pero es una lesión muy común en los discos intervertebrales.

 

EN CASO DE MOLESTIA

Aplica inmediatamente hielo por 20 minutos. No vayas a poner calor, porque vas a aumentar el proceso inflamatorio inicial y puede tomar más tiempo el proceso de recuperación. Si no ha cedido o mejorado de forma significativa al tercer día, es recomendable ver a un quiropráctico especialista en el deporte para poder orientarte y atender lo que está pasando y solucionarlo lo antes posible. En caso de requerir un tratamiento interdisciplinario, es el quiropráctico quien debe decirte qué hacer.

 

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta