El ingrediente: carbón activado

El carbón activado tiene un chorro de propiedades que hasta la cruda te pueden quitar

Compartir

Que pa’ curar la cruda, los gases y la hinchazón, esto es todo lo que necesitas saber sobre el carbón activado y sus beneficios. Este ingrediente se ha usado por años y años para tratar casos de envenenamiento, ya que puede ayudar a evitar que las toxinas dañinas para el organismo se absorban de forma casi inmediata. 

¿Qué es?

¡Aguas! NO es el de la carnita asa- da, el carbón activado es de origen vegetal y generalmente está hecho de turba, madera o cáscara de coco. Este componente es literalmente un imán de toxinas e impurezas, el carbón se “activa” a altas temperaturas; de hecho, es el resultado de una combustión lenta y de este proceso se obtiene un elemento extremadamente poroso que puede adherirse a muchas toxinas con las que entra en contacto, de ahí viene la fama de su poder desintoxicante. 

¿Pa’ qué?

La textura porosa del carbón tiene una carga eléctrica negativa, lo que hace que atraiga moléculas cargadas positivamente, como toxinas y gases.

Por eso acelera la digestión, reduce las molestias gastrointestinales y la inflamación. Ayuda en el tratamiento contra barros y espinillas. Puede tener el potencial de reducir el colesterol, tratar el envenenamiento, reducir los gases y promover la función renal. Usar carbón activado en dosis adecuadas y en el momento justo, hace que cuando algo “tóxico” entra al cuerpo, el carbón lo absorba y lo deseche casi de inmediato. Se dice que sirve pa’ la cruda… justo porque ayuda a absorber el alcohol en el estómago y desecharlo más rápido (sin embargo esto no les funciona a todos). Este efecto detox sucede tanto en el intestino como en la piel.

¿Cómo lo uso?

Toma una cápsula de carbón activado cuando te hayas dejado ir con la comida, ayudará a reducir la inflamación y acelerar la digestión.

Úsalo como mascarilla o exfoliante una vez por semana. Te ayuda a reducir la apariencia de los poros, disminuir el acné y balancear la producción de grasa.

Abre una de las cápsulas y ponle un poco de carbón al cepillo. Cepilla tus dientes por dos minutos y enjuaga muy bien. También hay pastas dentales que ya lo incluyen. Hazlo una vez a la semana. 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta