Diferencias y beneficios del entrenamiento de fuerza contra el funcional

No hay un ejercicio mejor que otro, pero sí hay diferentes tipos para que logres ponerte bien fuertote, te ayudamos a que decidas

Compartir

Por Milisa López-Sánchez Lehman

ENTRENAMIENTO FUNCIONAL

¿Cuál es?
Te ayuda, valga la redundancia, a ser funcional. Mejora tu capacidad para realizar actividades diarias, desde llevar bolsas del súper, subir y bajar escaleras, jalar algo pesado, sentarte, etc.

Al entrenar varios grupos de músculos al mismo tiempo, estás ayudando a que tu cuerpo funcione mejor como un todo. Este tipo de entrenamiento desafía la resistencia y fuerza con movimientos dinámicos. 

¿Qué necesito?
No necesitas equipo, puedes entrenar perfectamente bien con tu propio cuerpo. Puedes incluir algo de peso o alguna liga de resistencia, pero no es necesario y se puede realizar prácticamente en cualquier lugar. 

ENTRENAMIENTO DE FUERZA TRADICIONAL

¿Cuál es?
El tradicional generalmente usa repeticiones con máquinas o pesos pesados para desarrollar fuerza y volumen en un músculo específico o grupo muscular. Normalmente implica series cortas de movimientos precisos y dirigidos.

Es un buen tipo de entrenamiento para principiantes porque involucra movimientos simples como flexiones de bíceps o prensas de hombros, que son precisos y aislados. 

¿Qué necesito?
Necesitas mancuernas, pesas y/o máquinas de gimnasio que te den el peso que necesitas para que el ejercicio funcione. 

¿Pa´qué sirven?

Los dos

Fortalecen los huesos: ambos entrenamientos pueden aumentar la densidad ósea. 

Queman calorías y grasas: la cantidad de calorías que quemas durante el ejercicio depende del tamaño de tu cuerpo y de la intensidad con la que entrenes. Un entrenamiento funcional eleva más la frecuencia cardiaca y eso equivale a quemar más calorías, pero los dos queman. 

Mejoran del estado de ánimo: cualquier tipo puede beneficiar tu salud mental.

Entrenamiento de fuerza

Desarrolla la fuerza y los músculos: el entrenamiento de fuerza tradicional puede ayudarte a tener más volumen de masa muscular. Pero ambos tipos de entrenamiento aumentan la fuerza y definición de los músculos.

Entrenamiento funcional

Mejora de la resistencia: el entrenamiento funcional puede aumentar la resistencia y la salud cardiovascular.

¿Cuál es para mí? 

El mejor entrenamiento es el que se adecúe a ti, a tu estilo de vida y objetivos. Si tu objetivo es desarrollar músculo en un área en particular, elige el entrenamiento de fuerza tradicional. Si prefieres desarrollar resistencia, estabilidad, potencia, hacer más cardio, entonces opta por el entrenamiento funcional. Lo ideal es combinarlos. 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (15 votes, average: 4.07 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta