¿De qué se enferma tu corazón y cómo puedes mantenerlo sano?

Como sin él no puedes vivir, es fundamental cuidarlo para que no se enferme

Compartir

Por: Manlio Fabio Márquez

Muchas de las enfermedades del corazón se consideran silenciosas porque la mayoría no generan síntomas que podamos detectar, por eso muchas veces el primer aviso es el síntoma fínal.

1. Infarto Agudo de Miocardio
¿Qué te pasa? Se muere una parte del corazón por culpa de una arteria tapada que impide que pase sangre, y el oxígeno que hay en ella, al músculo cardíaco (miocardio). Como no puede obtener energía para contraerse, disminuye su función. Esa falta de sangre, conocida como isquemia, es la que produce el dolor intenso. Cuatro horas después de haberse tapado la arteria muere el músculo y pasa lo que conocemos como infarto.

Síntomas:
-Dolor muy intenso en el pecho
-Sensación de muerte
-Sudoración
-Palidez
-Ganas de vomitar

Se trata: en cuanto tengas algún síntoma pide una ambulancia o corre a un hospital, de preferencia con sala de hemodinamia, el área donde realizan el cateterismo que destapa las arterias. Mientras más rápido llegues, más chance tienes de salvarte y de no tener secuelas. Algunas personas pueden desarrollar arritmias o bloqueos del corazón que pueden controlarse con marcapasos o desfibriladores.

2. Hipertensión arterial sistémica o “tener presión alta”
¿Qué pasa? Se da cuando las arterias que llevan sangre a todo el cuerpo (excepto los pulmones) tienen una presión más alta de lo normal. Eso hace que el corazón tenga un exceso de trabajo y, como consecuencia, aumente su tamaño y pueda expulsar la sangre.

Síntomas:
-Dolor de cabeza intenso
-Mareo
-Zumbido constante en los oídos
-Sensación de ver luces pequeñas
-Visión borrosa y vértigo

Se trata: cuando te la diagnostican, es probable que el doctor te mande antihipertensivos,o sea, medicamentos que mantienen a raya tu presión, por medio de ciertos efectos como que el corazón palpite más lento y con menos fuerza, o relajando las arterias.

3. Insuficiencia cardiaca congestiva
¿Qué pasa? El corazón no bombea la cantidad de sangre que debería (cinco litros). Ouede ser por problemas en las válvulas cardiacas, por hipertensión arterial no controlada, por enfermedad de las arterias coronarias (cuando los vasos sanguíneos se tapan) o alguna miocardiopatía (enfermedades que afectan directamente al músculo cardiaco).

Síntomas:
-Falta de aire en reposo o en actividad (si pasa en la noche se llama disnea paroxística nocturna y se soluciona durmiendo con dos o más almohadas)
-Cansancio y debilidad
-Dificultad para realizar actividades normales
-Tos crónica
-Piernas hinchadas (edema), especialmente pies y tobillos

Se trata: si además de faltarte el aire te duele el pecho o la mandíbula, tu corazón late muy rápido, tienes hinchazón anormal en pies o piernas, aumentas más de un kilo en dos días, pide un taxi y vete al instante al hospital.

4. Fibrilación auricular
¿Qué pasa? Varía tu ritmo cardiaco (arritmia). Puede tener varias causas, pero las más comunes son la hipertensión y las alteraciones de la glándula tiroides. Hay de varios tipos: idiopática, si no se sabe su causa; paroxística, las crisis aparecen y desaparecen, y tienen duración variable; crónica, todo el tiempo la tienes, sin que haya un momento de normalidad.

Se trata: sigue obviamente, el tratamiento médico y reduce los estimulantes (alcohol, café, té, refrescos). Sí tiene cura, se hacer por medio de cateterismo por un electrofisiólogo, que es el experto en las arritmias y quien mejor puede decidir si eres candidato al procedimiento.

5. Discinesia apical transitoria o síndrome de corazón roto
¿Qué pasa? No se conocen las causas exactas, pero los expertos creen que un aumento en las hormonas del estrés, como la adrenalina, impactan al corazón, lo que causa cambios en las células de los músculos de este órgano o de las arterias coronarias, haciendo que el ventrículo izquierdo no se contraiga bien.

Síntomas:
-Presión dolorosa en el centro del pecho
-Palpitaciones fuertes
-Náuseas
-Sudoración
-Falta de aire

Se trata: bajo tratamiento, lo que estaba trabajando rapidísimo se desacelera y lo que no funcionaba arranca de nuevo, así el corazón vuelve a su forma normal. La mayoría de las anormalidades empieza a mejorar entre una y cuatro semanas, ya  los dos meses ya estás perfecto.

¡CUÍIIIDALO!

  • Chécate. Lo ideal es que mínimo te hagas un ecocardiograma y estudios de laboratorio una vez al año y controles…
    Presión arterial: menos de 140/90 mm Hg
    Colesterol: mantener por debajo 200 mg/dL
    Azúcar en la sangre (en especial si eres diabético): menos de 120 mg/dL
  • Mantén tu peso a raya. No significa que te obsesiones contando calorías, sino que mantengas un índice de masa corporal (IMC) razonable. El IMC es una medida que relaciona la estatura con el peso y sirve para determinar si tienes un peso saludable.
  • Muévete. Suena trillado, pero hacer ejercicio, pero hacer ejercicio mínimo cinco días a la semana, entre 30 y 90 minutos, ayuda muchísimo.
  • Come bien. ¡Apuesta por la dieta mediterránea! Come muchas verduras, legumbres y frutas; algo de cereales integrales; grasas buenas, como el aceite de oliva; proteínas altas en Omegas, como el pescado; y vino tinto en cantidades moderadas (una o dos capas al día son cardioprotectoras).
  • Diles adiós. El sedentarismo, las drogas, fumar o tomar en exceso aumentan el riesgo de estas enfermedades.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta