#Challengemoi: Rehabilitación pulmonar post covid

Haber tenido COVID no es cualquier cosa, pero estos ejercicios te van a ayudar a recuperar tu salud ¡Échales un ojo!

Compartir

Ya te dio COVID, ya hiciste tu cuarentena, ya diste negativo,
ya pasaron varios días, semanas y hasta meses… ¿y ahora? Si todavía no te sientes al cien, es porque las secuelas a corto y largo plazo, que están en constante estudio y actualización, pueden llegar hasta dos meses después de la enfermedad y el tratamiento. Por eso es básico que busques rehabilitar tus pulmones para lograr una recuperación óptima.

SALIENDO DEL HOSPITAL
Los daños principales causados por la infección, en la mayoría de las personas, incluyen debilidad, fatiga y dificultad al caminar o para realizar las tareas diarias. Algunas de las secuelas de pacientes graves (aquellos que requirieron ser intubados o la asistencia de un ventilador) son la pérdida de movilidad y falta de fuerza en brazos y piernas, así como la dificultad respiratoria al mínimo esfuerzos, además de estrés y efectos negativos mentales como miedo y depresión, que amplifican el malestar físico.
Por eso, los cuidados llegando a casa deben estar enfocados en recuperar la fuerza, la capacidad cardiopulmonar, la movilidad y prevenir el deterioro cognitivo y al mismo tiempo evitar que se agraven las enfermedades preexistentes.

El propósito de los ejercicios de rehabilitación es ofrecer al paciente seguridad total y una tolerabilidad completa, centrándose en la rehabilitación de la musculatura respiratoria, pero también se recomienda que, con la autorización de su doctor, uno empiece a hacer ejercicio físico para eliminar las secuelas musculares de la enfermedad.

EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN LENTA
Te ayudarán a limpiar los pulmones, haciendo que todo lo que está medio atorado ahí, pueda salir. Acuéstate de lado sobre una superficie plana, inhala por la nariz de forma normal y exhala lentamente con la boca abierta hasta que sientas vacíos los pulmones.

*Hazlo durante cinco minutos acostado de cada lado


EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN PROFUNDA

A) Acostado sobre el piso con las piernas semiflexionadas y con las manos sobre el abdomen para que sientas cómo entra y sale el aire, inhala todo el aire posible por la nariz y sácalo lentamente por la boca con los labios como si dijeras la letra U.


B) Acostado sobre el piso con las manos sobre el tórax (o las costillas), mete aire por la nariz y sácalo lentamente por la boca con los labios como si dijeras la letra U.


C) Repite la respiración anterior, pero acostado sobre el piso con las piernas estiradas.


D) En la misma posición, estira los brazos hacia atrás entrelazando los dedos al mismo tiempo que inhalas, baja los brazos a la altura del pecho mientras sacas el aire.

  • Por la mañana y por la tarde, repite entre 10 y 15 veces cada uno de estos ejercicios
  • Si es muy complicado hacerlo en el piso, puedes hacerlo sentado en una silla, solo es importante tener la espalda bien recta

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta