3 meditaciones contra el estrés y la depresión

Si crees que para meditar tienes que vivir en el Tíbet, ser monje y ayunar... estás muy equivocado. Encuentra claridad mental con estas técnicas facilísimas

Compartir

Estamos en una época complicada en todos los sentidos, si te la pasas estresado, de malas, sientes ansiedad o crees que las cosas ya no tienen sentido ¡Esto es para ti!

Los dolores de cabeza, los cambios emocionales y la dispersión se han vuelto la primera parada de problemas como el sobrepeso, el insomnio, la hipertensión, y la depresión. 

Peeeero ¡no te agobies! Hay un sinfín de hábitos y técnicas que te ayudarán a combatir todas las sensaciones de alerta a las que el estrés nos lleva. 

Una de las más efectivas, más rápida y más fácil es la meditación, y no creas que para hacerlo tienes que irte a vivir al Tíbet, hacerte monje y ayunar por meses. 

Hay miles formas de meditar, lo importante es que encuentres algo con lo que te identifiques y hagas parte de tu día a día. Y porque meditar nunca fue tan fácil, te dejamos estas técnicas que te ayudarán a eliminar tensiones, olvidarte del estrés y enfocarte en tu bienestar, en un dos por tres. 

1. Mantras

Son palabras o frases que  puedes repetir en voz alta o de manera interna, de forma repetitiva y rítmica. Ayudan a enfocarte y concentrar toda tu atención está en una palabra hasta que logras llegar a un estado meditativo. 

OM 

Es un mantra universal, tiene origen en el budismo y la cultura hindú, para ellos representa el primer sonido del universo, por lo relacionan con el origen de todo. Decir el OM te conectas con “la energía del todo”, y por eso se cree que es tan poderoso. Para hacerlo siéntate en una postura en la que te sientas cómodo, cierra tus ojos, respira profundo y repítelo una y otra vez. Hazlo por tres minutos y vuelve a respirar antes de abrir los ojos. 

Escribe los tuyos

Hay una energía especial cuando escribimos nuestros propios mantras, desde una palabra hasta frases con las que te identifiques pueden ser “Amo mi cuerpo” “Todo es perfecto” “Soy amor” “Soy luz” son algunos ejemplos. 

2. Respiración profunda

La respiración es lo que nos mantiene con vida, y el origen de tooodas las técnicas de meditación. Pero hacerlo conscientemente y de forma profunda trae grandes beneficios a tu mente. 

Para poner en práctica esta técnica, siéntate en una postura de meditación cómoda, cierra tus ojos y mantén la espalda recta, lleva tu mano derecha al pecho y la izquierda a tu abdomen, respira lo más profundo que puedas, sostén el aire unos segundos y suelta. Haz 10 respiraciones y cuando inhales y exhales piensa literalmente que al exhalar sueltas todo lo que ya no necesitas en tu cuerpo, en tu mente, en tu vida.

3. Relajación muscular

Esta técnica es una de las más liberadoras, la relajación muscular progresiva consiste en tensar y relajar sistemáticamente los músculos del cuerpo. Para comenzar siéntate en una postura cómoda, cierra tus ojos, y ve tensando poco a poco tu cara, frunce el ceño, aprieta tus ojos, tus mejillas, sigue con tus labios, mandíbula y mantenlo 15 segundos.

Sigue con el cuello, tus brazos y abdomen y aguanta 15 segundos, suéltalo y continúa con tus piernas, pompas, hasta los dedos de los pies por 15 segundos y suelta, para terminar intégralo todo, tensa todo tu cuerpo y resiste 15 segundos y suéltalo, repite esto último 3 veces. 

Aunque meditar a cualquier hora es bueno, lo mejor es hacerlo al despertar.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 4.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta