¿Qué hay detrás de tu morrallita?

Pasa por nuestras manos diario y tu mamá te decía que está sucia, pero seguro no sabes todo lo que hay detrás de ella

Compartir

Los billetes pasan varias pruebas para asegurarse que sean infalsificables. Deben llevar marca de agua, hilos de seguridad, fibrillas y ventana transparente. Las tintas incluyen elementos de seguridad como magnetismo, fluorescencia y cambio de color, y pasan pruebas de viscosidad (debe ser lo suficientemente viscosa para adherirse al papel y resistir químicos comunes, como cloro o aceite) y resistencia al frote. Además, tienen microimpresiones, o sea, un texto súper chiquito difícil de falsificar por los requerimientos técnicos.

*No se puede photoshopear billetes porque el programa tienen un sistema de reconocimiento que impide abrir imágenes de papel moneda. 

¿De qué son?
Billetes: sustrato (puede ser papel algodón o polímero, que es plástico) y tintas. Uno de polímero tiene una vida promedio de 28.8 meses y los de algodón 8.2 meses. Cuando ya no sirven, se recolectan, se reciclan y se transforman en nuevos artículos de plástico (polímero) o en materia prima para piezas de arte o relleno sanitario.

Monedas: las mexicanas son de acero inoxidable, bronce y aluminio, pero algunos países usan plata y oro. Duran unos 30 años más o menos, si están alteradas o tan desgastadas que ya no se ve su denominación; luego se funden para aprovechar el metal y hacer otras monedas.

De pesos a pesos

Aparte del grabado del año de fabricación y la denominación, todas las monedas llevan una “ceca”, que es el sello de la casa que hace las monedas. Miguel Hidalgo es el personaje con más apariciones en billetes en México. Hoy en día hay 4,200 millones de billetes mexicanos en circulación. Los billetes mexicanos tienen diferentes tamaños para que las personas con discapacidad visual los puedan distinguir. Los billetes en México salen de dos fábricas (CDMX y Jalisco) que hacen unos 1750 millones al año.

Desde 5000 AC se usaban objetos de metal como dinero, pero hasta el 700 AC, los lidios (que vivían en lo que hoy es Turquía) le dieron valor específico a cada moneda.

Los billetes y monedas representan la identidad histórica del país. La Junta de Gobierno del Banco de México (conformada por cinco miembros: el gobernador y cuatro subgobernadores) es la que decide qué personajes van a adornar los billetes. Después se pasa un grupo de entre seis y ocho diseñadores que definen un tema principal y los elementos externos que acompañarán al personaje. Tardan hasta un año en desarrollar y presentar varias propuestas gráficas -basadas en una súper investigación de museos, sitios históricos, libros- hasta que la Junta de Gobierno aprueba el definitivo.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 4.00 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta