¿Qué es el éxito según Eugenio Derbez?

Martha Debayle platicó con Eugenio Derbez para saber qué lo motiva, cómo se ha consolidado y cuál es su definición de éxito

Compartir

Nos conocemos hace muchos años, y probablemente es una de las personas con quien más me gusta sentarme a platicar, tan es así, que hoy por hoy es la única persona que ha sido portada de esta revista dos veces. Es muy inteligente, es rápido, naturalmente gracioso y tiene el corazón en el lugar correcto; representa cómo se puede ser exitoso a cualquier edad, pero por sobre todas las cosas tiene un lado B que a lo mejor pocos conocen y que ambos compartimos, por lo cual siempre acabamos riéndonos horas tratando de “cotejar” que no estamos locos, jajaja. De darnos paz de que está bien ser nos obsesivos enfermos del detalle, que está bien pensar que la vida se mide en resultados y no aceptar un milímetro menos que lo mejor, que está bien voltearnos de cabeza por producir la vida, que es “normal” vivir histéricos porque todo salga bien en el proyecto, en la chamba y ¡hasta en la fiesta! Pa’ que todo el mundo se la pase bien.

Le pregunto si siente que ha alcanzado el éxito familiar. “No creo alcanzarlo nunca, pero sí creo que con la llegada de Aitana avancé como un 80% y aunque me falta ese otro 20, soy mucho mejor papá hoy de lo que era cuando mis tres hijos eran chiquitos”.

¿Y en el amor?, le pregunto a Eugenio. “Yo al amor lo comparo mucho con el trabajo. Justo como dices, pensamos que hay que darle flores a la mujer, cuando te nazca, o tener un detalle, cuando te nazca, mandarle un mensajito, cuando te nazca, pero ¿qué pasa cuando ya no te nace? Empiezas a sentir que es natural que ya no te nazca y ya no lo haces. Y ahí empiezan las quejas. En el amor tiene que haber disciplina y hay que tratarlo como si fuera tu trabajo, por muy frío que suene. Uno no se levanta todos los días naciéndole ir al trabajo, llegar puntual y con toda la emoción, pero lo tenemos que hacer porque hay un compromiso.

Y aquí me detengo porque me fascina cómo se entrelaza todo: así se logra el éxito. haciendo las cosas aunque te quieras matar de flojera. La gente exitosa tiene ese común denominador, que se sabe dar instrucciones. “Ah, ¿no quieres?, te levantas, te bañas y lo haces”. Y pasa lo mismo con TODO, con el amor, con el ejercicio, con la chamba, con to-do. La adultez es saberte dar las instrucciones que a los diez años te daba tu mamá. A lo que Eugenio me da toda la razón, e insiste en que el problema es que en el amor sentimos que tiene que ser diferente, a lo que gritamos ¡que noooo! casi al unísono.

Le pregunto también si se considera exitoso porque muchas veces es algo que nos cuesta reconocer, como verán en su respuesta, jajaja. “No quiero pecar de modesto. Me considero relativamente exitoso pero no cien por ciento. Hay muchas áreas en las que tengo que trabajar porque todavía hay cosas en las que tengo que mejorar. Y no es ni un tema de carrera, es más el preguntarme si soy el hombre, el padre, el ser humano que quiero ser y aunque creo que voy por muy buen camino, todavía me falta para llegar a ser exitoso”. y yo le pido que me diga las tres cosas específicas que siente que le faltan corregir para ser exitoso. “Definitivamente la relación con mi familia puede mejorar, creo que todavía puedo ser un mejor padre y un mejor esposo. A nivel profesional debo aprender a no traicionarme, porque continuamente me veo con la pluma en la mano para empezar ese libreto que me emociona tanto y suena mi celular, y ahí voy: que si la campaña my bien pagada donde tengo que decir el “óigame no”, pero va a estar muy buena… pero es en Miami, ¡y ahí voy! Dejo la pluma, me levanto y voy y hago eso que creo que tengo que hacer. A veces hay que decir que no a lo que crees o te dicen que tienes que hacer. Tengo que aprender a no traicionarme y a hacer lo que yo realmente quiero hacer”.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 1.50 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta