Con ustedes… ¡la #moiDiOro!

Lo mejor del mundo mundial universal internacional en una edición de colección

Compartir

La #moiDiOro es muy especial. Para celebrar el camino andado teníamos que hacer un recuento de los mejores temas, para que ni empiecen con que ¡uyyy, eso lo leí hace mucho! Ya hasta se me había olvidado.

Esta moi es un libro de consulta que siempre deben tener a la mano, aquí algunos de los temas que pueden encontrar en esta edición de colección.

 ¿Por qué te gusta quien te gusta? 
Seguro crees que eres bien selectivo, pero es tu cerebro el que escoge y tú ni enterado.

No te cases con tu papá
Los complejos de Edipo y Electra son reales. Tal vez no te quieras matrimoniar con ellos, pero está afectando tus relaciones.

Sobrevive el cuerno
Vivir una infidelidad es horrible, por eso hay que saber si la vas a librar y cómo.

La pinche colitis de todos los días
No hay nada más horrible que no te cierre el pantalón y te duela el intestino. No le eches más sal a la herida.

Por qué te duele la cabeza
La cura depende del por qué, así que antes de empastillarte, investiga de dónde viene el dolor.

Deja de tragar
Nadie te cree que tienes una “condición” que no te permite bajar de peso. Si no sabes la razón de tu hambre, nunca la vas a poder parar.

Perfeccionismo de horror
Típico que en una entrevista de trabajo dices que una de tus cualidades es ser perfeccionista. Te equivocas.

¿Sentirte culpable sirve?
La culpa es un invento para que las personas hagan lo que queramos, así que aplica la de “no te preocupes, ocúpate”.

Tu niño interior está herido
Muchas de las cosas por las que sufres hoy vienen de tu oscuro pasado. Sánalas y sigue adelante.

Mamás infernales
Dicen que madre solo hay una, pero no siempre es la mujer abnegada que te arropa. Lidiar con una mamá difícil te marca de por vida. Supera esos traumas.

Siete hábitos que no te hacen efectivo
No solo es andar perdiendo el tiempo en Facebook, quejándote o chismorreando. Hay otras cosas que también te hacen ser mal empleado.

De Godínez a fregón
Ser director general de una empresa no llega solito, hay que trabajar, y bien duro, para dejar de ser un godín cualquiera.

¡Corre por tu #moiDiOro! y cuéntanos qué fue lo que más te gustó

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 3.67 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta