¿Cómo educar financieramente a tus hijos?

Prácticamente todo lo que aprenden tus hijos sobre el dinero es en casa y con eso crecen. Enséñales a usarlo, valorarlo y ahorrarlo desde ahorita

Compartir

La verdadera educación financiera empieza en la infancia, los niños deben empezar a entender. ¿Por qué a esta edad? Porque antes no son conscientes de que no todo les pertenece.

A PARTIR DE LOS CUATRO AÑOS… con peras y manzanas

Una ve que los niños se dan cuenta de que cada quien tiene sus cosas y entienden el concepto de la propiedad se les puede decir qué es el dinero. Empieza explicándoles las monedas, cuánto vale cada una y cuántas monedas forman un billete. Avanza a los billetes, su valor y todas las combinaciones. Cuando vayan a una tienda juntos deja que ellos junten el dinero, lo cuenten y paguen. Este tipo de ejercicios los ayudan a familiarizarse con los precios, el valor de cada cosa y el concepto de intercambio dinero-bienes. Les van a surgir dos preguntas, como: “¿por qué esto cuesta más o menos que aquello?”. Eso es una señal del reconocimiento del valor de las cosas y por ende, del dinero.

Una vez que lo aprenden a ver como intercambio es más fácil que entiendan su valor. Por ejemplo, puedes involucrarlo en decisiones de la casa. Cuando vayan al súper, déjalos ser parte de las compras. Deja que metan todo lo que quieran al carrito y a la hora de pagar hazlos decidir qué dejar para ajustarse al presupuesto: “¿vas a dejar la comida del perro para poder comprarte ese juguete?”. Dejarlos cometer errores también es parte de este aprendizaje, permite que desperdicien dinero en algo que sabes que no les va a durar o de lo que se van a arrepentir. De esta manera aprenden y se dan cuenta de que no porque pueden comprarlo significa que deban hacerlo.

A PARTIR DE LOS SEIS AÑOS… de a poquito

Puedes empezar a darles una mesada a tus hijos cuando se se dan cuenta de que el dinero compra cosas y tiene que ser según tus posibilidades y las de tu familia. Darle domingo o mesada a un niño también significa enseñarle a administrarse y a hacer un presupuesto inteligente.  Intenta cosas como: “te voy a dar $10 y tú decides si quieres comprarte un dulce ahorita o esperar a la siguiente semana a que te dé otros 10 y comprarte algo más”. Cosas tan sencillas como esas les da la noción de que ahorrar da frutos. Los expertos de BussinesKids, según una investigación realizada en México en 2018, recomiendan un monto semanal de acuerdo con la siguiente tabla:

Edad Paga semanal (M. N.)
6 a 8 $10 a $20
8 a 10 $20 a $40
10 a 12 $40 a $80
12 a 14 $80 a $120
Adolescentes $120 a $300

 

Naughty or nice?

Si decides darles una mesada tienes que establecer las reglas primero, puedes dejarles claro que siempre va a ser la misma cantidad o si aumenta o disminuye por sus acciones o comportamiento. Por hacer sus responsabilidades no hay que premiarlos porque lo tomarán como un favor que nos hacen, pero si deciden hacer algo extra y quieres premiarlos está bien, incluso esto puede sustituir la mesada, así entienden que el dinero siempre cuesta trabajo.

Cuándo NO premiar:
Todo lo que está en su territorio y le pertenece forma parte de sus responsabilidades como: lavar SU plato, tender SU cama, limpiar SU cuarto, bañar a SU perro.

Cuándo SÍ premiar:
Cuando realiza trabajos “extra” que son para el bienestar de toda la familia como: podar el pasto, lavar el coche, barrer la entrada, limpiar la cocina.

Al cochinito

Cuando empiezan a tener dinero lo primero que quieren hacer es gastarlo, hasta que se dan cuenta de que quemárselo inmediatamente solo les da satisfacción momentánea. Haz que se enfoquen en algo más grande y juntos hagan un presupuesto en el que digan cuánto tienen que ahorrar y por cuánto tiempo para comprarlo. Esto les va a forjar el hábito del ahorro, cuando tienen metas claras es más fácil hacer que sigan un plan. En el caso de adolescentes trata de fijar objetivos más complejos, como un viaje y todo lo que involucra: vuelos, comidas, hospedaje. Idealmente, así es como un niño debe de dividir su dinero. Necesita de tu ayuda para lograrlo, así que guíalo:

Gastar máximo 50%
Ahorrar mínimo 20%
Invertir mínimo 20% (en lo que sea que les vaya a ayudar a ganar más dinero: una jarra para su puesto de limonada, charolas para las galletas que van a vender, etc)
Donar 10%

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (9 votes, average: 4.67 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta