¿Por qué necesitas hacer un tablero de metas?

Tu mente te ayudará a recorrer el camino necesario para llegar a donde quieres y cumplir tus metas.

Compartir

La visualización es un ejercicio muy poderoso. Todo lo que existe estuvo primero en la mente de alguien así que todo lo que te planteas empieza con una idea que vemos en nuestra mente y después comenzamos a tomar acción para hacerla realidad.

La visualización la puedes utilizar con distintos fines:

  1. Relajación: El simple hecho de cerrar tus ojos, respirar e imaginar que estás en un lugar agradable, relaja tu mente y disminuye el estrés. El poder de la imaginación es increíble.
  2. Mejorar tu auto-confianza: utilizar la visualización para reforzar la confianza en ti es muy efectivo. Cuando estés en una situación vulnerable, visualízate teniendo éxito y verás el resultado.
  3. Lograr lo que quieres: La mente es muy fuerte y te puede llevar a lugares inimaginables. Utiliza la visualización para tener presente las metas que quieres lograr, esto te ayudará a encontrar la motivación e inspiración diaria para caminar hacia ellas.

Gracias al Dr Maxwell Maltz sabemos que la mente no puede distinguir entre la realidad y una experiencia mental profunda, así que si visualizas lo que quieres de forma correcta y constante, tu mente te ayudará a recorrer el camino necesario para llegar ahí, ¡no importa qué tan alta sea tu expectativa!

Hacer tuvision board o tu “tablero de metas” puede resultar incómodo en un principio. Te invito a darte la oportunidad de explorar esta experiencia y sentir la motivación que puede darte.

metas
Foto: theberry.com

Aquí te doy una idea de cómo empezar.

  1. Prepárate con una cartulina o un corcho, revistas, recortes, fotografías o bien Internet y una impresora. ¡No hay pretextos!
  2. Antes de empezar cierra tus ojos y regálate unas respiraciones profundas para centrarte y conectar contigo mismo.
  3. Empieza a ver las revistas con una mente abierta y recorta todo lo positivo que llame tu atención, no te preguntes “por qué”.
  4. Haz una segunda selección y deja fuera lo que “ya no te latió” tanto y pega las demás.
  5. Incluye todos los aspectos importantes en tu vida: familia, salud emocional, finanzas, apariencia física, relaciones, trabajo, etc.
  6. Deja un espacio en el centro y pega una foto tuya en donde estés feliz.
  7. Obsérvalo terminado y siente cómo será cuando ya has logrado todo lo que está ahi pegado.
  8. Pégalo en donde lo veas todos los días.
  9. Puedes hacer uno con tus metas a corto plazo y otro con tus metas a largo plazo.
  10. ¡Anímate, consíguelo y cuéntame cómo te va!

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (10 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta