La ciencia de la cruda

¿Qué hay detrás de esos síntomas infernales?

Compartir

Seguro en más de una ocasión has despertado con ganas de morirte después de una noche de fiesta. Juras que nuuuunca lo volverás a hacer, pero el fin de semana siguiente ya estás empinando el codo de nuevo.

¿Te has preguntado qué hay detrás de los síntomas de tus crudas?

 

ME QUIERO ARRANCAR LA CABEZA
La jaqueca post-borrachera es causada por deshidratación, también la sed y la boca reseca. El alcohol tiene un efecto diurético, de ahí las enormes filas en los baños del antro.

¿QUÉ HAY DE MONCHIS?
Después de beber, el cuerpo empieza a producir más insulina para controlar los niveles de azúcar, que cuando bajan de golpe te dejan de recuerdo un cansancio mortal, dolor de cabeza, ansiedad y un hambre insaciable.

HOY NO ME PUEDO LEVANTAR
El cansancio, además de la desvelada, se explica porque el alcohol impide la producción de glutamina, un aminoácido que ayuda al sistema inmunitario, los músculos y el intestino. Cuando dejas de beber, el cuerpo fabrica glutamina en exceso y eso arruina la función reparadora del sueño.

TEMBLORINA
La fiebre y los escalofríos son una consecuencia de la inflamación. Cuando el alcohol es procesado por el hígado, se liberan citoquinas, sustancia que produce el cuerpo cuando está resfriado.

¡ME DUELE TODO!
Después de tomar, la química de tu cuerpo está completamente desbalanceada. El alcohol reduce los niveles de magnesio y potasio, de ahí los dolores musculares.

CANTO A OAXACA
El alcohol se absorbe directamente en el estómago y en exceso, causa irritación. Además estimula la producción de ácido hidroclórico, que manda al cerebro una señal de que necesitas vomitar.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Doctora en ecología evolutiva y divulgadora de la ciencia, le gusta explicar el lado científico de la vida.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta