¿Cómo sobrevives a un desastre?

Cuando nos enfrentamos a una catástrofe, algo pasa en nuestro cerebro que afecta la manera en la que pensamos y actuamos

Compartir

Un estudio de National Institute of Standards and Technology analizó el comportamiento de personas que han sobrevivido a un desastre y descubrieron que todos pasan por un “arco de supervivencia” de tres etapas:

1. Negación:
Las películas nos han hecho creer que la reacción normal es el pánico, pero lo primerito que te pasa es que te aturdes. Inconscientemente bloqueas el problema y te quedas sin hacer nada o haciendo cosas sin sentido, como reír o regresarte por tu bolsa. Esto te pasa porque se activa el “prejuicio de la normalidad” (al no registrar un desastre como algo “natural” en tu vida, no crees que realmente está pasando). Después viene la “disociación” y el comportamiento mecánico; te enfocas en el entorno inmediato si notar las cosas críticas que pueden hacer la diferencia entre vivir o morir. No te centres en el “esto no está pasando”, acuérdate que somos lo que decimos, cámbialo por “sí, está pasando, pero puedo superarlo”. Eso cambia tu chip y te activa.

2. Deliberación:
Ya aceptaste que algo terrible está pasando y que no sabes qué hacer. Ahora viene el miedo, que te afectará física y emocionalmente. ¿Qué hacer? Controla tu respiración para que no se active el instinto de huida y puedas reaccionar de forma adecuada. Acuérdate dónde están las salidas de emergencia y siempre ten lista tu mochila de emergencia y las llaves a la mano. Superar esta fase depende de tu resiliencia y de que no entres en una “armonía grupal”, o sea, aléjate de la borregada porque, muchas veces, lo que dice el líder “emergente” no es lo mejor para todos (igual se saturan las salidas, pero tú ya viste que hay una ventana abierta para salir de un edificio en llamas). Sobreviven los independientes que no olvidan que deben salvarse a sí mismos y no esperan a que otros lo hagan por ellos.

3. Momento decisivo:
Entramos en acción o en pánico (que se activa cuando se juntan tres condiciones: si te sientes atrapado, indefenso o aislado). Si ya viste una puerta, corre a ella.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta