Ginseng: qué es, para qué sirve y cuáles son sus beneficios

El ancestral ginseng te puede ayudar tanto a relajarte como a llenarte de energía ¿Lo conoces?

Compartir

El ginseng se ha usado en la medicina tradicional china durante siglos y la ciencia respalda completamente su uso, no creas que andamos inventando. Se puede clasificar de tres maneras, todo depende de cuánto tiempo se cultiva: fresca, blanca o roja.

Hay muchos tipos y variantes, pero los más populares son el ginseng americano (Panax quinquefolius) y el ginseng asiático (Panax ginseng). El nombre Panax viene de la palabra griega panacea y sus propiedades se atribuyen a unos componentes que se llaman ginsenósidos.

El ginseng puede influir en el metabolismo de una sola célula, o actuar en órganos o sistemas corporales completos. Por eso es que es tan usado y tan bueno que puede ayudar en todo tipo de achaques.

Pa’ qué sirve
Tiene efectos antioxidantes y antiinflamatorios, como todo lo que le hace bien al cuerpo. Pero también regula los niveles de azúcar en sangre, fortalece el sistema inmunológico, mejora la función cerebral y ayuda a la salud mental.

– Aumenta los niveles de serotonina
– Mejora el estado de ánimo
– Reduce el estrés
– Alivia el dolor corporal
– Protege tu sistema nervioso
– Ayuda a la concentración
– Mejora tu capacidad cognitiva
– Auxilia en la disfunción eréctil
– Alivia el agotamiento mental
– Es útil en el déficit de atención
– Colabora en el tratamiento del trastorno del espectro autista
– Tiene efectos positivos en cualquier tipo de cáncer

Su función adaptógena permite literalmente que el ginseng ayude al cuerpo a lograr adaptarse naturalmente a los cambios externos. Pero tampoco creas que es magia, ¿eh? Para que los adaptógenos funcionen necesitas descansar y tener una buena alimentación, si no, no hay manera de que nada funcione.

¿Cómo lo uso?
Se puede comer crudo o ligeramente al vapor. También se puede agregar fácilmente a tu dieta en extracto, cápsulas o en polvo. La raíz de ginseng fresca y seca la puedes encontrar en algunas tiendas naturistas y la forma más fácil es hacer un té.

La cantidad que debes tomar depende de lo que te quieras curar. En general, se sugieren dosis diarias de 1 a 2 gramos de raíz de ginseng cruda o 200 a 400 mg de extracto. Es mejor comenzar con dosis más bajas e ir aumentando con el tiempo.

¡Aguaaas! El ginseng americano actúa como
un agente relajante, mientras que la variedad asiática tiene un efecto vigorizante, checa bien cuál es el ideal para ti, no te tomes el asiático en la noche y el americano antes de entrar a una junta, ¿ok?

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 4.33 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta