Ayunos: reparación profunda

No morirás de hambre y tu cuerpo entrará en modalidad de supervivencia. Ojo: si te echas tres días o más, debe supervisarte un médico

Compartir

Por: Yannina Thomassiny

 

¿Te has puesto a pensar cuántos años llevas retacando tu cuerpo con porquerías? Ayunar te deja liberar toxinas acumuladas, es una manera de darle tregua al organismo  que tenga chance de recuperarse de todos tus excesos.  El organismo dedica hasta 80% de su energía en la digestión, pero cuando ayunas, toda esa energía se puede usar en otros procesos, como la reparación de las células y órganos, o sea, tu cuerpo aprovecha la pausa para limpiar la casa.

“Cuando no comes, el cuerpo emplea ese 80% en otras cosas como curar, arreglar y solucionar ciertos problemas de salud”, dice Bianca Koplewicz, naturópata de San Diego.

ANTES DE ENTRARLE

Debes saber que no es un método para adelgazar, puede que en el momento pierdas peso, pero si no cambias tus hábitos no solo recuperas lo perdido, puedes terminar peor.

Prepara el camino (Tres días)
Come menos y más sano (verduras crudas, granos y semillas). Toma muhca agua y bájale por completo al azúcar y a congestionantes, como las harinas blancas. Es buena idea hacerlo en una temporada de mínimo estrés. Es buena idea hacerlo en una temporada de mínimo estrés.

Vete leve (De uno hasta diez días)
Prueba ayunando un día. Más adelante trata tres, luego prueba cinco y un tiempo después podrás aventarte el de diez días. Según el libro Prescription for nutritional healing, de Phyllis A. Balch, el ayuno de tres días elimina toxinas y limpia la sangre, el de cinco alivia y regenera el sistema inmunológico y el de diez ayuda a detener enfermedades degenerativas.

Arráncate con todo (16 días)
Es el período estándar para el ayuno Master cleanse, a base de sirope de savia, limón y pimienta de cayena, que hizo famoso Beyoncé. Son tres días de preparación con solo frutas, verduras y jugos, diez de puro sirope y tres de salida con la dieta inicial, otra vez jugos, frutas y verduras.

¿Qué se siente?
Yo hice le Master Cleanse y puedo decirles que los primeros tres días son sencillos: te sientes fuerte, sano y emocionado, porque aún no has dejado de masticar. La ansiedad comienza cuando no puedes masticar. Esos días tuve sueños con donas voladoras, y la fábrica de Willy Wonka y mi vida social desapareció: nada de desayunos familiares ni fiestas el fin de semana con los amigos.

Al final mi cuerpo cambió. Adelgacé seis kilos y medio y jamás había visto mi piel tan limpia. El último día no encontré un solo punto negro en mi cara y la celulitis de mis piernas desapareció.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 4.25 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta