Las 5 etapas de la pérdida

Aunque sabemos que la muerte es parte de la vida, nadie está lo suficientemente preparado para procesarla

Compartir

Decir adiós a un ser querido es una de las experiencias más difíciles que hay. Aunque sabemos que la muerte es parte de la vida, nadie está lo suficientemente preparado para procesarla. Estas son las 5 etapas por las que pasas:

 

Negación

Es la reacción natural para amortiguar el golpe de la noticia, lo primero que hace tu mente es evadir la realidad y negar que está sucediendo: tratas de convencerte de que nada de lo que le dicen es cierto y que pasará pronto. Esta etapa no dura mucho, pues el choque con la realidad se da casi de inmediato.

 

Ira

La frustración de no poder hacer nada para revertir la situación provoca tristeza, enojo, rabia, ansiedad y culpa. La carga emocional es tan fuerte que en muchas personas se desatan ataques de ira: hacia uno mismo, en contra de otras personas y hasta con quien acaba de fallecer.

 

Negociación

En esta fase las personas fantasean con la idea de que se puede revertir o cambiar el hecho de la pérdida. Empiezan a preguntarse qué habría pasado si hubieran hecho tal cosa o piensan en estrategias que pudieron haber alterado el resultado final.

 

Depresión

Se deja de fantasear y se llega de regreso a la dura realidad con una profunda sensación de vacío porque es el momento en que digieres que el ser querido ya no está. La tristeza es profunda, hay melancolía y crisis de llanto, pues hay que aceptar que la otra persona se ha ido y es momento de aprender a vivir con su ausencia.

 

Aceptación

Es el momento en el que se toma conciencia de que la vida sigue aún cuando ese ser querido ya no está. El dolor sigue existiendo, pero va disminuyendo poco a poco con el tiempo hasta que las cosas regresan a la normalidad. Aceptar es el paso esencial para poder cerrar el ciclo.

 

Aún cuando muchos pasan por estas etapas, cada persona vive su duelo de diferente manera y a su propio ritmo: a algunos la depresión puede llevarles más tiempo que a otros o el proceso de negación puede ser más brusco, pero siempre es importante reconciliarse con la realidad y aprender a vivir con la ausencia para seguir adelante.

Acuérdate que superar no es lo mismo que olvidar.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (21 votes, average: 4.52 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Equipo moi.