Tips para empacar como pro

Sigue estos tips para volverte todo un máster y no andes por el aeropuerto arrastrando una maleta de 65 kg si solo te vas tres días.

Compartir

Hacer maletas es un arte y, aunque no lo creas, hay gente que no tiene paz mental si no empaca hasta al perico.

 

MÁS VALE PREVENIR

Tómate tu tiempo. Lo más recomendable es empezar a empacar una semana antes para que no llegues corriendo al aeropuerto y que a la mera hora se te olvide el pasaporte o los lentes de sol. Toma en cuenta con quién viajas (no es lo mismo ir con tu BFF que con tu amorcito) y hagan un plan de viaje para que sepas la ropa que vas a necesitar.

Haz una lista. Ya que definiste qué vas a hacer (con actividades y todo), enlista todo lo que necesitas. Por ejemplo, si vas a un lugar muy frío, pos obvio ropa térmica, botas de nieve o si vas a playa, tu traje de baño. Por favor, pruébatelo, sobre todo si tienes mil años con tu ropa y no sabes si aún entras en ella.

Sé honesto. Antes de empacar, revisa cómo está todo lo que te vas a llevar (una chamarra toda rota y con hoyos a la que se le cuela el frío solo te va a estorbar) y lo que neta, neta vas a usar. ¿Para qué llevas un bote de crema de un litro si a la mera hora ocupas 100 ml?

Invierte en un neceser. Los expertos tienen más de uno y saben que son básicos para organizar todo el cremerío y maquillaje que van a usar durante el viaje. El chiste de estos es que ya los tengas listos, con los recipientes llenos y todo limpio y funcional, sin haber caducado, para que solamente lo eches a la maleta. Si no lo tienes, es momento de sumarlo a tu kit de vacaciones. Necesitas uno para: artículos de baño, otro para medicinas y uno más para tus cables de gadgets y audífonos.

 

MANOS A LA OBRA

Empaca los básicos. Aunque el clima es el factor más importante a la hora de decidir qué meter en tu maleta, hay algunas cosas que necesitas llevar sí o sí a cualquier lugar y no debes olvidar nunca.

  • Calzones: lleva 1.5 de los días que vas a estar de viaje, no sabes qué accidentes puedan pasar.
  • Bras: necesitas al menos tres básicos, no le metas mucha creatividad a esto.
  • Pijama: a menos de que duermas encuerado, necesitas mínimo una.

Haz clusters. Agrupa las cosas que van juntas, ¿por qué querrías echar tu cepillo de dientes junto a tus chanclas? Mete cada cosa en bolsas individuales para poder aprovechar bien el espacio y que no manchen lo demás (zapatos, líquidos y electrónicos).

Guárdalo como un pro. El chiste es aprovechar al máximo el espacio y llevar cosas que te van a servir. Lleva ropa que combine bien entre ella para que no dejes de ponerte algo. Siempre pon hasta abajo la ropa más pesada (pantalones, el neceser y los zapatos) y hasta arriba lo ligero.

Doblado: es mejor para sedas, cashmere o ropas con aplicaciones. Trata de envolverlo en un papel delgadito y ponerlo hasta arriba de la maleta.

Enrollado: todo lo que va debajo de la cintura, igual que t-shirts, vestidos y chamarras. Puedes amarrarlo con una liga de pelo para que no se te desparrame.

Tómale una foto. No, no es para tu IG, sino para tener un respaldo de todo lo que llevas por si te pierden la maleta.

Ponte lo más voluminoso. Lleva en tu equipaje de mano la ropa que tenga más volumen (abrigo o botas pesadas) o lo que de plano no puede ir en la maleta (un sombrero, por ejemplo).

Tus documentos. Son lo más importante y siempre deben estar contigo, no al fondo de la maleta. La mejor opción es que compres una cangurera o un portadocumentos para tenerlos cerca y ocultos de los ojos de los amantes de lo ajeno.

 

EL DÍA DEL VIAJE

Lleva ropa cómoda, ni se te ocurra ir en tacones de 17 cm, y una bufanda/suéter ligero para que no te dé frío; lleva cargado tu teléfono, unos buenos audífonos y algo no electrónico para entretenerte. En tu equipaje de mano lleva un cambio de ropa por si las moscas (uno nunca sabe cuándo le pueden perder la maleta).

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 4.00 out of 5)
Loading...
Compartir