5 platillos mexicanos que no engordan

Come sin culpas y disfruta tu noche mexicana con estos tips

Compartir

Tenemos internalizada la idea de que la comida mexicana es muy engordativa y grasosa, pero la mayoría no lo es. Si bien las fritangas -efectivamente- tienen mucha grasa; hay otros platillos que no son fritos o puedes hacer su versión al comal o solo pasadas por un poco de aceite.

Por otra parte, en su mayoría se incluye el maíz y frijol, que te puedo decir sin temor a equivocarme que son de los carbohidratos complejos (cereales y leguminosas) más ricos,
saludables y que además dan saciedad.

MAÍZ:
 No contiene gluten
 Rico en calcio
 Ácido fólico y potasio
 Antioxidantes
 Fibra

FRIJOLES:
 Son similares a la carne en nutrientes, tienen hierro y proteína vegetal
 Vitaminas del grupo B
 Ácido fólico, calcio, potasio, fósforo, zinc
 Poca grasa y no saturada (animal)
 Fuente de fibra (una taza de frijoles cocidos te da 15g de fibra).

La recomendación es de 20 a 25g. en mujeres y de 30 a 38g al día, en hombres.

POZOLE:
¡Qué delicia un pozole! Mucha gente cree que es un platillo muy pesado y engordativo, pero no es así. Todo depende de ¡con qué te lo acompañes! Un plato de pozole (el chico o mediano de las pozolerías) es suficiente, satisfactorio y nutritivo. Tiene proteínas del pollo, carne; vegetales y grasas saludables como el aguacate.
Además, los granos de maíz cocidos son ricos en calcio y fibra, por lo que puedes comerlos sin culpas. Yo te recomiendo que le pongas menos granos “que lo normal”, es decir, que el
plato se vea con más caldo y pollo o carne que granos.

IMPORTANTE: Lo que “engorda” del pozole es ponerle como extra chicharrón, crema abundante; comer la grasa (gordos) de la carne que no sea maciza; y acompañarlo con tostadas.

SOPES, HUARECHES, TLACOYOS:
¡Qué cosa más rica!!!! Aquí la clave es que los hagas al comal, ya sea sin aceite o con un poquito para que no se peguen. Prepáralos con frijoles, queso fresco y si quieres una cucharadita de crema. ¡Algo de verduras! Al menos nopalitos o salsa pico de gallo. Siempre sugiero le pongas encima huevo, pollo, cecina o bistec de res. Y su aguacatito oguacamole. ¡Puedes comerte 2 o 3 del tamaño de una tortilla normal, sin culpas!

ELOTE
Te soy sincero, tiene más de 30 años que no me como un elote con mayonesa, pero recuerdo era delicioso. ¡A mucha gente le gusta! Lo importante es que sí tiene muchas calorías, por lo que debes considerarlo como un snack completo o acompañamiento de una comida ligera (como un huarache de nopal con pollo o carne). Le puedes poner 1 cucharada sopera de mayonesa ¡máximo! Y queso rayado. Si no te gusta la mayonesa, puedes ponerle crema, y si es baja en grasa, mejor.

ENCHILADAS VERDES
¡Verdes no de mole! Las de mole son lo máximo (mi platillo favorito), pero esas sí engordan una locura. Las enchiladas verdes puedes comerlas en la mañana, tarde o noche. Procura rellenarlas de forma abundante, con pollo, huevo, queso panela o incluso
vegetarianas (de champiñones, flor de calabaza). Y encima, salsa verde y queso fresco ¡no gratinado!

TACOS
¡Híjole! Los tacos tienen muy mala fama, pero por sus versiones fritas o rellenos de ciertos ingredientes mega grasosos (pastor, buche, nana, carnitas, pastor, entre otros). Pero una orden de 3 tacos de bistec de taquería o 2 con tortilla normal son perfectos.
Acompáñalos con cebollitas, salsa mexicana, y aguacate o guacamole.

¡Ya ves! Puedes gozar la comida mexicana sin culpas y con la conciencia de que es nutritiva y buena para la salud.

Recuerda que en lo que no hay que abusar es en la cantidad y no comer 2 o más platillos de estos juntos (como acostumbramos) porque es lo que puede convertir algo sano en no tanto…

Nos vemos pronto,
@keifitmx

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 3.25 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Fitness Lifestyle Coach. Tiene un diplomado en entrenamiento para la estética corporal y otro en nutrición deportiva.