Los tres reyes científicos

Los regalos que recibió el Niño Jesús si tenían su buen valor científico

Compartir

Al niño Jesús le tocaron tres regalos en Día de Reyes: oro, incienso y mirra. Los dos últimos suenan a la versión bíblica de calcetines y unos tin larín, pero hace 2018 años eran considerados tan valiosos como el oro. Hoy sabemos que, por sus propiedades médicas, sí tienen gran valor. 

Durante miles de años se ha utilizado a la mirra y al olíbano (el “incienso” que se menciona en la biblia) para rituales y como remedios. Ambos son resinas que se extraen de la salvia de los árboles Commiphora y Boswellia, respectivamente. La mirra se ha usado sobre todo como perfume y analgésico, siendo de los remedios más comunes para el dolor en Europa antes de que se descubriera la morfina. El olíbano, o incienso verdadero o franco, se utilizaba para quemar en ceremonias religiosas de varias culturas. En combinación se han usado sobre todo para el tratamiento de condiciones inflamatorias. Cada uno de estos usos tradicionales actualmente está siendo comprobado científicamente.

En un experimento torturador de ratones pusieron a estos animalitos en un plato caliente y compararon cuánto tiempo tardaban en lamer sus patitas, signo de que el calor les estaba causando dolor. A algunos ratones les dieron antes de comer mirra, y éstos tardaron más en lamerse, es decir, sintieron menos dolor (hasta que ya fue demasiado). La mirra llega a unos receptores del cerebro llamados opioides, que controlan el dolor, la sensación de recompensa, y las conductas adictivas.

El olíbano por su parte se ha visto que en ratones tiene actividad ansiolítica y antidepresiva, por lo que se cree que puede jugar un papel en la regulación emocional. Esto podría explicar algunos comportamientos de exaltación religiosa en varias tradiciones donde se quema olíbano.

Pero lo más interesante, y por lo que el incienso y la mirra puedan valer más que el oro, es su uso para el tratamiento de enfermedades inflamatorias como la artritis.

Durante milenios en la medicina tradicional China y ayurvédica se han utilizado al incienso y la mirra juntos, para crear sinergias contra la inflamación. En un estudio reciente (también con ratones) se encontró que existe una base científica para este uso, pues ambos productos suprimen la progresión de la artritis y la inflamación, pero lo hacen de manera mucho más efectiva si se combinan.

La artritis es una enfermedad que, nomás en México afecta dos millones de adultos, siendo la causa principal de discapacidad. Para su tratamiento se usan analgésicos y corticoesteroides, que pueden tener efectos secundarios severos. Encontrar alternativas que no tengan estas secuelas, como derivados del incienso y la mirra, para muchas personas puede ser oro molido.

En la Biblia original (es decir, la primera versión en hebreo), a los Reyes Magos se les llama “hombres sabios”. Después, en la primera traducción al griego, se les cambia por “magi”, que quiere decir algo así como hechicero o persona que conocía de las estrellas. Yo creo que si vivieran en esta época, serían unos buenos científicos.

Referencias

Frankincense and myrrh suppress inflammation via regulation of the metabolic profiling and the MAPK signaling pathway

https://www.nature.com/articles/srep13668

Analgesic effects of myrrh

https://www.nature.com/articles/379029a0

Incensole acetate, an incense component, elicits psychoactivity by activating TRPV3 channels in the brain.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18492727

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Doctora en ecología evolutiva y divulgadora de la ciencia, le gusta explicar el lado científico de la vida.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta